El bebé ya mastica y traga sólidos

Tu bebé será capaz de mover la lengua de un lado a otro hacia los 10 meses, lo que indica que puede masticar. No te agobies si no lo hace. A muchos niños les cuesta.

El paso de la alimentación líquida a la sólida es otro gran hito en el desarrollo del bebé. Un recién nacido no saliva (comienza a hacerlo a partir de los 3 meses), de manera que antes le resultaría fisiológicamente imposible no atragantarse con algo sólido.

En cuanto a su maduración cerebral, para que acepte los sólidos es necesario que pierda el reflejo de extrusión (ocurre sobre el cuarto mes), que es el que le lleva a empujar hacia afuera con la lengua cualquier cosa que le metemos en la boca.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La desaparición de este reflejo coincide con la maduración muscular del cuello, que en poco tiempo le permitirá sentarse (hacia los 6 meses, con apoyo) y adquirir una postura adecuada para la deglución de la comida sólida.

Así puedes ayudarle

  • Dale de comer con una cuchara pequeña (para que le quepa bien en la boca), planita (para que no pueda contener mucha comida) y de plástico (es más agradable que el metal).
    • No le metas la cuchara entera, sino sólo la puntita, y en lugar de depositarle la comida en la boca, deja que él la recoja con el labio de arriba, para que entrene el “movimiento de barrido”.
      • Pásale el puré cada vez menos, hasta que en lugar de batirle los alimentos, se los chafes con el tenedor.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo