El bebé descubre sus manos

Ésta es una parte básica de su evolución. Gracias a la maduración de su cerebro se percatará de que él es el responsable de que sus deditos se muevan.

En muy pocos meses el bebé pasa de realizar movimientos reflejos y torpes con sus manitas, a efectuar movimientos voluntarios y automatismos con ellas (son actos intencionados y coordinados que se “mecanizan” con la práctica habitual, como rascarse).

El descubrimiento de las manos (sobre los 3 meses) y su manejo diario crea nuevas conexiones cerebrales en el pequeño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Hacia los 5 meses, cuando la coordinación óculo-manual y la percepción de profundidad visual están desarrolladas, tu bebé ya será capaz de coger las cosas con las manos abiertas.

Alrededor de los 8 mesesaprenderá a soltarlas voluntariamente. Y un mes más tarde hará la pinza con los dedos, lo que le permitirá manipular objetos menudos.

Así puedes ayudarle

  • Desde los 2 meses, juega a ponerle unos guantes de tonos fuertes. Fijarse en ellos le ayudará a descubrirse las manos.
    • Proporciónale objetos de diferentes texturas. Experimentar con ellas es imprescindible para su desarrollo cerebral y le incita a explorar aún más el mundo que le rodea.
      • Enséñale canciones y juegos en los que intervengan las manos (cinco lobitos, pinto pinto, éste fue a por leña...). Le ayudarán a ser más consciente de que sus manos forman parte de él y de que puede utilizarlas para hacer infinidad de cosas.
        • Enséñale a despedirse y a tirar besos con las manos. Así comprobará que constituyen un medio estupendo para comunicarse con los demás.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo