Ejercicio para un buen desarrollo

Además de la alimentación, el ejercicio es esencial para que tu hijo crezca correctamente. Y lógicamente los genes también influyen.

Ya sabes que la alimentación y el cariño son elementos claves para que tu hijo crezca bien. Pero no son los únicos.

También el ejercicio es un factor fundamental en este sentido. Desde bebé dale un paseo diario como mínimo de media hora; si es más, mejor. Además, cuando aprenda a caminar conviene que una parte del trayecto la haga andando y que corra y salte en el parque.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El ejercicio favorece el consumo de calorías y en los inapetentes activa las ganas de comer, tonifica los músculos y fortalece los huesos.

Esta costumbre debe mantenerse durante toda la edad pediátrica. Los expertos reunidos en el Día Europeo para la Prevención del Riesgo Cardiovascular insisten en la necesidad de fomentar el ejercicio físico entre niños y jóvenes para prevenir la obesidad, que ha aumentado y en la actualidad afecta al 40% de la población española de entre 2 y 24 años.

Otro dato importante: no se valora igual el crecimiento de un niño sano que el de otro que ha tenido problemas digestivos (reflujo, gastroenteriris, hernia de hiato, celiaquía, etc.) o infecciones variadas.

Además, si ha estado con medicación quizá su flora intestinal se vea alterada y haya perdido el apetito. No insistas con la comida hasta pasados 20 días del tratamiento.

Cuestión de genes

Por último, en su crecimiento influye muchísimo la genética. No se puede pretender que si los padres son de baja estatura, el niño tenga una talla por encima de la media. O que si su constitución es delgada, como la de los padres, esté rollizo.

La mejor valoración que puedes hacer es: si el niño duerme tranquilo tras las tomas, aguanta el tiempo que te ha indicado su pediatra, crece como él ha establecido, tiene vitalidad y está atento a su entorno, debes estar tranquila.

Si aún así consideras que precisa ayuda, habla con su médico por si necesita estudios complementarios. Puedes informarte en la Unidad de Crecimiento y Desarrollo de la Clínica Mariscal (www.clinicamariscal.com, Tf. 915 764 548). Y, por supuesto, dejarte guiar por su pediatra.

Publicidad - Sigue leyendo debajo