A mi bebé no le gustan las caricias

Te preocupa que tu hijo te rechace cuando le acaricias, te damos las claves para que se deje hacer mimos.

Los besos y caricias encantan a casi todos los pequeños pero algunos los rechazan.

En la mayoría de los casos son niños normales que no se entusiasman con los arrumacos. Como no son mimosos, viven menos sensaciones táctiles y los padres deben compensar esta carencia.

Si tu hijo rechaza los mimos, sigue estos consejos:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • No le achuches si no quiere, pero dile todos los días lo mucho que le quieres y lo genial que es.
  • Procura que juegue con diversas texturas: libros de tela, bloques de madera, juguetes blanditos…
  • Permite que de vez en cuando coma con los dedos y se embadurne con arena o pintura.
  • Visita con él una granja para que acaricie animalitos y piensa en comprarle una mascota.
  • Juega con él a “luchar”, a hacerle cosquillas...
  • Estimula su tacto a través de la emoción y la risa.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo