¿Cómo es la autoestima de tu hijo?

Quieres conocer si tu hijo tiene la autoestima alta o baja. Te damos las claves para conocerlo.

Es necesario que tu hijo aprenda a quererse y tenga una buena autoestima. Pero tampoco es bueno que ésta sea muy elevada ni muy baja. Conocerlo es muy fácil si sabes adivinar las señales, te decimos algunas:

Señales de un niño con baja autoestima

  • Conductas problemáticas para atraer tu atención (celos, agresividad, llantos excesivos...).
  • Excesiva timidez y tendencia a aislarse. Se siente rechazado.
  • Temor al fracaso, no le gustan los retos. Actitud dependiente.
  • Mensajes descalificadores sobre sí mismo, como “¡soy tonto!”, cuando algo le sale mal.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Pautas para ayudarle:

    • Dale ejemplos de afirmaciones positivas hablando bien de ti. Di, por ejemplo “la comida me ha salido estupenda” o “me gusta el modo en que he hecho esto...”. Si tú le enseñas que se puede pensar bien de uno mismo, el niño también lo hará.
    • Elogia los intentos que haga para superar su miedo al fracaso, al margen del resultado.
    • Grábale en vídeo o hazle fotos cuando esté aprendiendo algo, como jugar al fútbol, y repítelo pasado un tiempo. Así él ve sus progresos, lo que le impacta más que si le dices “vas mejorando”. Y el hecho de grabarle aumenta su autoestima (me merezco ser grabado).

      Señales de un niño engreído

      • Necesidad de protagonismo y liderazgo, en su búsqueda de la aprobación exterior.
      • Es un niño al que sus padres sitúan en un pedestal; no le corrigen ni le ponen límites y le excusan cualquier trastada.
      • Ante una corrección tiene siempre una contestación (mala).
      • Presume continuamente de lo que sabe hacer y se comporta como un pequeño tirano.

        Pautas para ayudarle:

        • Ese engreimiento encubre una falta de autoestima. Un cambio total en la manera de educarlo, aplicando las pautas citadas en el reportaje, le dará más seguridad y autoestima.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo