Los movimientos del bebé durante el primer año

En las primeras semanas de vida el bebé apenas se mueve, pero en poco tiempo su evolución es espectacular.

Aunque cada niño lo hace a su ritmo, el desarrollo de la motricidad puede ser así:

Segundo mes. Si está boca abajo, levanta la cabeza un instante y la mueve de un lado hacia el otro.

Tercer mes. Su tono muscular aún es bajo. No cambia de postura con soltura, pero lo intenta. Ejercita las piernas, le encanta patalear.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuarto mes. Apoyando los brazos, levanta ligeramente el torso. Al mostrarle un objeto intenta cogerlo.

Quinto mes. La espalda adquiere tono y puede estar sentado breves momentos. Juega mucho con sus pies y con sus manos.

Sexto mes. Ya puede voltearse (¡y caerse!). Se coge los pies y los muerde. Si le tumbas boca abajo, eleva el torso apoyando los brazos.

Séptimo mes. Puede estar sentado durante largo periodos, pero necesita apoyarse con las manos delante. Mantiene la cabeza perfectamente recta.

Octavo mes. Quiere alcanzar cosas y puede arrastrarse hacia ellas. Tira una y otra vez objetos al suelo.

Noveno mes. Palmotea. Estira los brazos para que le cojas. Coge objetos y los manipula, puede estar sentado solo sin caerse.

Décimo mes. Gatea con soltura. Agarrado a los barrotes de la cuna logra ponerse de pie.

Undécimo mes. Primeros pasos. Se agacha e incorpora a voluntad.

Un año. Recorre la casa sin apoyo o agarrándose a los muebles. Puede abrir y cerrar cajones y puertas. ¡Atención a su seguridad!

Publicidad - Sigue leyendo debajo