El modo de andar

EL MODO DE ANDAR

Mi hija siempre quiere andar descalza.

No te preocupes, es bueno, ya que así estimula el desarrollo de los músculos y del arco plantar. Y, de paso, aprende a distinguir diferentes superficies (moqueta, madera, arena, hierba, terrazo...).

En realidad, hasta que no ande por la calle no necesita zapatos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

He observado que mi hija, de 14 meses, de vez en cuando anda de puntillas.

Es un modo peculiar de andar que tienen algunos niños. Se apoyan sobre la punta del pie en vez de plantarlo en el suelo. Suele corregirse hacia los 30 meses (si no ocurre así, hay que consultar con el pediatra).

¿Es normal que mi hijo, de 16 meses, arquee las piernas? ¿Su postura puede ser debida a la falta de calcio?

Sí, es normal que tu peque adopte esta postura, porque así mantiene mejor el equilibrio, y no es algo que denote falta de calcio.

Los niños pequeños no caminan con un movimiento de talón-puntera como los adultos, sino que colocan plana en el suelo toda la superficie del pie.

Unos giran los pies hacia dentro y otros hacia fuera y casi todos extienden sus brazos hacia arriba o hacia adelante, buscando más estabilidad. Todas estas “rarezas” desaparecen con el tiempo.

Mi sobrino, de 20 meses, encoge los deditos al andar. ¿Cómo le corregimos?

Anda así porque aún está desarrollando la capacidad de agarre de los dedos al suelo. Lo mejor para que deje de hacerlo es que camine descalzo por distintas superficies (césped, arena...).

Parece que mi hija, de 16 meses, tiene los pies planos. El pediatra me ha dicho que esto se corregirá por sí solo.

Confía en él. Los pies planos son algo muy común en la primera infancia, porque debajo de los arcos de los pies hay una almohadilla de grasa.

Cuando ésta se pierde, hacia los 3 años, aparece el arco normal, salvo que el niño tenga los pies planos de verdad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo