Cuidados básicos los primeros días del recién nacido

Además de todo tu cariño, tu recién nacido necesita una serie de cuidados y atenciones que van a lograr que su salud y bienestar sean perfectos. Aquí tienes unos consejos básicos.

cuidados básicos del recién nacido
Westend61Getty Images

Cuando te conviertes en madre o padre, no te dan un manual de instrucciones para el correcto cuidado del bebé cuando llegas a casa. Mientras que en el hospital tienes la ayuda de los profesionales sanitarios, al llegar al hogar entran muchas dudas sobre cómo asearle o cuidarle. Apunta 5 cuidados básicos que te ayudarán mucho. Y recuerda, ante la duda, pregunta en tu centro médico de referencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
cuidados del recién nacido
Devin Miller / EyeEmGetty Images

Cuidados del cordón umbilical

El cordón ha de mantenerse limpio y seco y ha de manipularse siempre con las manos muy limpias (sin tirar de él ni forzar).Para su cuidado diario, conviene utilizar una gasa limpia y seca en la base del cordón y cambiarla cada vez que se humedezca por la orina o heces. En algunas ocasiones se recomienda el cuidado diario con alcohol de 70º o con clorhexidina, pero es una práctica que ya casi no se hace. Como siempre, sigue las indicaciones que te hayan dado en el hospital antes de daros el alta o lo que te haya explicado su pediatra y/o enfermera.

El baño del recién nacido

Se recomienda bañar al bebé diariamente por los beneficios que le aporta (si al principio no te sientes muy segura, no pasa nada si le bañas en días alternos).

Preparación: Antes de iniciar el baño, deja a tu alcance todo lo que vas a necesitar (jabón, esponja, toalla, ropa...) para no tener que desplazarte una vez iniciado el proceso.

La temperatura recomendada del agua es de 36-37 ºC, y se debe calentar la habitación previamente a una temperatura de 22-24 ºC.

Se utilizarán jabones infantiles neutros (o productos sin jabón específicos para bebés) y esponjas naturales para la zona del culete, el resto del cuerpo con tus manos es más que suficiente.

cuidados e higiene del recién nacido
FatCameraGetty Images

La higiene diaria del recién nacido

Hay que cambiar con cierta frecuencia los pañales, para evitar que la piel de la zona se irrite por la acción de las heces y la orina. Cómo mínimo tras cada toma y siempre que haya deposiciones. En cada cambio, hay que retirar los restos y lavar con agua templada. Conviene aplicar cremas específicas para mantener protegida la zona que cubre el pañal.El cabello se puede lavar a diario, sin introducir la cabeza en el agua. La costumbre de cortarlo para que “salga con más fuerza” no tiene ninguna evidencia científica.Las uñas se deben mantener cortas y limpias. Al cortarlas hay que hacerlo paralelamente al pulpejo de los dedos, siempre con unas tijeras de punta roma.

Uso del chupete en el recién nacido

La recomendación de usar el chupete no está bien establecida. Podría tener cierta protección sobre el síndrome de muerte súbita del lactante.

Conviene no ofrecerlo antes de los 15 días de vida, hasta que se haya establecido correctamente la lactancia materna. Aunque el uso del chupete es un hábito mucho más fácil de eliminar que chuparse el dedo, es adecuado disminuir su uso, hacia los 18 meses, para llegar a los 2 años, con el hábito superado.

Sueño seguro del recién nacido

Se recomienda que todos los niños duerman boca arriba hasta el año de vida, para evitar el síndrome de muerte súbita del lactante. Hay que prestar especial atención a la temperatura de la habitación y procurar que no se produzcan cambios ambientales extremos.

El colchón de la cuna debe de ser firme, transpirable y bien adaptado al espacio. No es adecuado que utilice almohada. Durante los primeros meses y hasta que el bebé se mueva en la cuna a su antojo, se debe cambiar con frecuencia la posición de su cabecita para evitar deformidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados