Tu casa, más segura para el bebé

Para tu hijo, su hogar es un mundo lleno de cosas interesantes por descubrir. Para que su afán investigador no le lleve a sufrir un accidente doméstico, toma medidas de protección y vigílale muy de cerca.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Claves para evitar accidentes

En España se producen alrededor de 200 accidentes domésticos al día en niños de 1 a 5 años, según el último informe de la Red de Detección de Accidentes Domésticos del Ministerio de Sanidad. Pero es importante no dramatizar. “Hay que transmitir que las casas son, por norma, lugares seguros. No hay que sobreproteger sino autoproteger”, dice María Ángeles Miranda, vicepresidenta de la Asociación Nacional de Seguridad Infantil.

El mejor consejo es que te pongas a la altura de tu hijo para ver su mundo: entenderás cómo actúa y percibirás los riegos del hogar desde sus ojos. “En mis charlas animo a los padres a que se agachen y analicen los peligros desde el suelo”, propone Miranda. Y no olvides la norma 10/20: cada diez segundos has de vigilar a tu hijo y tienes que poder llegar a él en menos de 20 segundos si estás alejada.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mucho ojo en la cocina

Se calcula que en este espacio se producen el 70% de todos los accidentes domésticos. Quemaduras, golpes, cortes e ingestión de tóxicos son los más habituales, “ya que hay mucho producto en este espacio”, alerta Miranda. “Además, bajamos la guardia y perdemos de vista al niño porque estamos cocinando, fregando...”, añade.

¿Cuáles son las medidas de seguridad más importantes en la cocina?

- Bloquea cajones y armarios a los que llegue que contengan cuchillos, cristal, loza...
- Protege los mandos de la cocina con protectores, rejillas o barreras específicas.
- Desenchufa y guarda siempre en sitio seguro los electrodomésticos tras su uso.
- No transportes ni trasvases aceite o líquidos calientes cuando tu hijo esté en la cocina, ya que puedes tropezar y tirárselos encima.
- Mantén el suelo bien seco.
- Evita que sobresalga el mango de la sartén al cocinar.
- Bloquea las puertas del horno y del microondas.
- Cocina siempre con los fuegos interiores.
- Mantén fuera de su alcance los productos de limpieza.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Atención a su habitación

Es un lugar en el que el niño pasa muchas horas, a veces solo. Por eso es esencial que no olvides tomas diversas precauciones para protegerle.

- Todos sus accesorios, muebles y juguetes han de ser seguros (etiqueta CE).
- Instala un suelo antideslizante y ligeramente blando para amortiguar las caídas.
- No ubiques la cuna o cama bajo las ventanas. Éstas han de ser inaccesibles para el niño.
- Instala barreras de seguridad en su cama para prevenir caídas (no han de tener huecos de entre 11 y 25 cm para evitar que quede atrapado).
- Los juguetes no deben tener piezas pequeñas, que podría tragar, si es menor de 3 años.
- Los muñecos o peluches  con los que el niño duerma han de ser blandos, sin pelo y sin piezas o botones que puedan desprenderse.
- En las esquinas de los muebles, protectores acolchados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Vigila los espacios comunes

En cuanto el bebé crezca un poco toda la casa se convertirá en su campo de juegos y tendrás que acondicionarla a prueba de este terremoto.

Toma estas precauciones:

- Instala en las puertas protectores “antipilladedos”.
- Pon enchufes con protección infantil que impidan introducir los dedos u otros conductores (como el mango de una cuchara). Además, utiliza disyuntores de alta sensibilidad que corten la corriente en caso de anomalía.  
- Retira cordones de cortinas para evitar estrangulamientos.
- Pon topes en los cajones.
- Ancla el mobiliario auxiliar y las estanterías para que no le caigan encima si se encarama (incluso el televisor).
- Pon barreras de seguridad en escaleras y lugares a los que no quieres que acceda.
- Si tienes mascota, vigílala cuando estén juntos.
- Retira de su campo de acción los objetos que se puede llevar fácilmente a la boca: monedas, botones, imperdibles, pilas, gomas, clips, pendientes, colgantes, tornillos...
- Revisa lo que tienes colgado en las paredes para evitar que caiga: cuadros, espejos...
- Quita las plantas de su alcance. La tierra contiene abono y algunas son tóxicas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Y revisa el baño

Un niño se ahoga en 7 centímetros de agua, la distancia que separa la nariz y la boca de la oreja. No bajes nunca la guardia cuando esté en la bañera por poca agua que tenga. Y además, con un bebé en casa tienes que cuidar otros aspectos en el cuarto de baño.

- Aleja todos los dispositivos electrónicos del agua. No dejes el calentador en marcha si está solo en la estancia.
- Esconde elementos cortantes como tijeras o cortauñas.
- Bloquea o ubica en un altillo la caja de medicamentos y otros productos tóxicos.
- Evita que pueda alcanzar los cosméticos y champús.
- Pon protectores de grifos.
- Instala una alfombrilla antideslizante dentro de la bañera y otra en el exterior.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Atención al buen tiempo

En los meses de calor abrimos más las ventanas de casa y aumenta el riesgo de caídas. ”Nunca coloques rejas porque impiden una posible evacuación en caso de urgencia”, advierte Miranda. En la mayoría de los países utilizan un sistema de redes de seguridad homologadas, inapreciables desde dentro y desde fuera de la vivienda, que hay que empezar a instalar más en nuestro país.

Y presta mucha atención a las piscinas. El verano pasado fue trágico en ahogamientos infantiles. “Son la primera causa de muerte en el hogar”, alerta nuestra asesora. De hecho, España es el país europeo con más piscinas domésticas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Así ve tu hijo los objetos de casa

Ya sabes que los bebés son exploradores natos, y que el hogar es su primer espacio de descubrimientos. Y es que, aunque para ti la mayoría de los accesorios y muebles no son más que eso, accesorios y muebles, para él son aúténticas fuentes de diversión y conocimiento.

- Un cubo de basura: Un cubo mágico donde cada día se incluyen cosas nuevas con formas y texturas.
- Un horno: Un cajón calentito con luces dentro en el que apetece poner las manos para mirar su interior.
- Un cajón: Un cofre que puedo intentar abrir y que encierra muchos tesoros para manipular, chupar...
- Un armario: Una puerta que dentro esconde recipientes que, cuando los tiras al suelo, hacen ruido.
- Un cable de la plancha que cuelga, la esquina de un mantel: Lugares perfectos para agarrarse y tirar.
- Una estantería: Una escalera que me lleva a alcanzar el objeto que no me dejan tocar.
- Una escalera: Una atracción para aprender a trepar, de la que es más difícil bajar (sin rodar).
- Un enchufe: Pequeños agujeros como mis dedos, a la altura de mis manos.
- Una ventana: Un espejo mágico donde descubrir cosas nuevas.

Por su seguridad, es esencial que recuerdes la norma 10/20: has de vigilarlo cada 10 segundos y poder llegar a él en 20, máximo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados