Trucos de aseo para la higiene del bebé

Bañar y secar al bebé, cortarle las uñas y el pelo, aplicarle la crema... Estas tareas serán más fáciles para ti y más agradables para los dos si sigues estos consejos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Ten todo a mano

Antes de bañar al bebé, dispón todo lo que vas a necesitar para tenerlo a mano y así no verte obligada a desatender al peque ni un segundo.
Necesitas una toalla, gel infantil y dos esponjas de colores distintos (usa una para la cara y el pelo y otra para el resto del cuerpo). 

 

2. ¡Ojitos sin jabón!

Un truco sencillo y práctico y en el que muchas veces no caemos: si antes del baño aplicas un poquitín de vaselina en las cejas del bebé, evitarás que le entre el jabón en los ojos e incluso que el agua caiga del pelo y la frente hacia ellos. Así estará más cómodo y aceptará mejor el baño.

 

3. Buen baño

Para que su baño sea placentero, pon el agua a unos 36 ºC (algo menos si el día es muy cálido) y mete el bote de gel en ella para que se temple y no le dé impresión. Enjabónale manteniéndole sentado y sujeto por la espalda y la axila, con tranquilidad y alegría, para que él vea que no tiene nada que temer.  Si el bebé es pequeñito, con 3 minutos será suficiente, si es mayor, alárgalo un poco más.

 

4. Bien tapado al salir

Al sacarlo de la bañera, mantenlo pegado a ti con una mano y con la otra abre la toalla, que previamente habrás doblado como si fuera un sobre, con la capucha hacia arriba. Pon sobre ella al bebé y tápalo rápidamente.

 

5. Cortarle las uñas...

Los bebés tienen las uñas tan pequeñitas y finas que a veces es difícil saber exactamente por dónde cortar. Si metes sus deditos en polvos de talco y a continuación lo retiras (no dejes que lo aspire), verás con claridad la señal de las uñas y te resultará mucho más fácil cortárselas bien.

 

6. ...Y el pelo

Es más fácil cortárselo tras el baño, cuando lo tiene mojado y el peque está relajado. Ve cogiéndolo por zonas con ayuda de un peine infantil para marcar por dónde vas a cortar y hazlo con unas tijeritas específicas.

 

7. Mejor distraído

Para muchos bebés el aseo es agradable, pero si el tuyo no lo lleva bien, lo mejor es que le des algún juguete para que se entretenga y se deje hacer... Tras el baño, un masaje con crema y listo. Y un truco final: antes de aplicarla, caliéntala con tus manos para que le guste más.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados