Masajes contra el estreñimiento del bebé

Te contamos cómo masajear a tu bebé para aliviar este trastorno y facilitar al máximo su tránsito intestinal. ¡Funciona de verdad!

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Movimiento de arrastre

En torno al 20% de los bebés y niños pequeños sufren estreñimiento, lo que les hace sentirse incómodos e irritables. Si el tuyo es uno de ellos, para movilizar su intestino, túmbale boca arriba y y masajea su tripa con movimientos de arrastre o barrido, con las palmas de tus dos manos, una tras otra. La dirección correcta es desde las costillas hasta la parte baja de la tripa, presionándola con suavidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. El reloj

Variación del masaje anterior: sujeta sus tobillos y masajea su tripa con movimientos profundos, trazando círculos en el sentido de las agujas del reloj. Así, además de favorecer su tránsito intestinal, ayudas a la maduración de su sistema gastrointestinal.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. A dos manos

Tumba al bebé boca abajo (ofrécele algún juguete para que se entretenga, pues no les suele gustar estar en esta posición). Pon una de tus manos bajo su tripa y otra sobre su espalda y presiona ambas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. ¡Piernas arriba!

Los masajes manuales van muy bien contra el estreñimiento, así como este ejercicio de piernas y los siguientes. Con el bebé tumbado boca arriba, coge con tus manos sus piernas, dóblalas por las rodillas y llévalas hacia su tripa, presionándola ligeramente. Vuelve a extenderlas y repite varias veces.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. La bicicleta

Otro ejercicio similiar y también muy efectivo: en la misma posición anterior, tumbado boca arriba, sujeta sus piernecitas y haz con ellas el movimiento del pedaleo, procurando que los muslos se dirijan a ambos lados de la barriguita.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. De medio lado

Si a tu bebé le cuesta hacer caca y se pone rojo con el esfuerzo, esta postura le irá muy bien: tumbado sobre su lado izquierdo, estira una de sus piernecitas y dobla la otra, presionando con su muslo el abdomen. Repite con la otra pierna.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados