Trucos para vestir al bebé

Si tu peque es muy movido, vestirle puede ser complicado. Te damos algunos trucos sencillos que te facilitarán mucho la tarea.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Buen ambiente

El primer paso para conseguir que vestir al bebé sea más fácil es crear un ambiente en el que se sienta cómodo. Túumbale sobre una superficie segura y en un entorno agradable (22 ºC). Ten todo a mano. Una buena idea es tener cerca su juguete preferido (su osito de peluche). Así, si se pone nervioso podrás dejárselo para que se entretenga mientras tú le vistes con decisión y mucho cariño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Los leotardos

Los leotardos son unas de las prendas más difíciles de poner ahora que el bebé no para quieto y disfruta moviendo las piernas sin parar.

Deberás hacerlo en dos pasos. Primero, recoge una pernera hasta la punta, mete el pie y ve desenrollándolo por toda la pierna hasta la ingle. Haz lo mismo con la otra pierna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Con la tripita bien cubierta

Una vez que el leotardo esté bien desenrollado, súbelo hasta que rodee la cintura. Es importante que le tape bien la tripa, para protegerle del frío, y que esté bien estirado, sin arrugas, para que el niño no se sienta molesto cuando esté tumbado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Los botones, sin problemas

Te resultará más cómodo abrocharle la ropita si eliges prendas que lleven los botones a la espalda, como la camisa de la foto.

Un truco es ofrecer al bebé juguetes para que esté entretenido mientras te deja la espalda libre para poder abrocharle. Si empiezas desde abajo y subes hacia arriba será más difícil que te saltes algún botón y tengas que volver a empezar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. Poner la chaqueta

Si quieres que ponerle esta prenda resulta más sencillo, utiliza un truco para que colabore: déjale una pelota no muy grande para que la sujete con la mano mientras le metes la manga. Así los dedos no se enredarán en la manga y sacará la mano sin problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Tirantes bien sujetos

Es muy común que a los bebés y a los niños pequeños se les caigan los tirantes de los petos, lo que puede resultar realmente incómodo.

Para que al tuyo no le pase, utiliza este truco: antes de abrochárselos, cruza los tirantes varias veces o enróllalos por la espalda. Así le quedarán más ajustados.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7. Para que no pierda los guantes

Un último truco para que no pierda las manoplas en el paseo (¿a qué niño no le ha pasado?): únelas a sus prendas de punto con ayuda de lazos. Y si no son de punto, la opción es sujetar las manoplas con corchetes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados