Cómo aplicar la crema de sol al bebé

Deberás hacerlo siempre que saques a tu hijo a la calle. La luz del sol le ayuda a crecer, pero para evitar riesgos es imprescindible que la reciba desde la sombra y bien protegido.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. En la cara

Debes comprarle una crema de protección muy alta (50+) y aplicársela media hora antes de salir en todas las partes que lleve descubiertas. Dásela en la frente, las mejillas, el labio superior y la nariz, pero no en las “ojeras”, podría entrarle en los ojos.

Recuerda renovar la crema de sol para dos horas.

2. En la zona de la nuca

Continúa por la parte trasera de la cabeza y aplicásela en la nuca y en las orejas (tanto en el pabellón auricular como en la parte posterior). La piel de estas zonas es especialmente finita y delicada y si a tu bebé se le queman, le escocerán mucho y lo pasará fatal.

3. En los hombros

Llega el turno de los hombros. Aplícale una generosa capa de crema sobre ellos y aprovecha para masajeárselos. En invierno conviene calentar la crema entre las manos para que a los niños no les dé impresión, pero con el calor no es necesario. Échasela a tu hijo directamente del bote: le dará gustito.

4. En las piernas

Solemos proteger las piernas por delante, pero no por detrás, y no reparamos en que las corvas son muy sensibles al sol. Además, sudan mucho y eliminan la crema antes que otras partes del cuerpo. Acuérdate de renovar el solar a tu hijo cada hora... ¡también en las corvas!

5. En los pies

Claro que necesitan crema protectora, sobre todo por el empeine. Esta zona está expuesta al sol todo el verano, tanto si tu hijo va descalzo como si lleva bambas o sandalias.

6. Con su gorrita y sus gafas

Con el tiempo, tu bebé será menos vulnerable al sol porque irá produciendo más melanina (es la sustancia que da color a la piel, al pelo y a los ojos), pero por ahora tienes que mantenerle a salvo del sol directo (propicia las manchas, daña el ADN celular, irrita la piel...). Además de la crema, antes de salir ponle una gorra y unas gafas. Por su salud.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados