6 ideas para mejorar su destreza manual

Es importante que ejercites en tu hijo la motricidad de sus manos. Así, poco a poco irá siendo capaz de realizar actividades cada vez más complejas.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Me gusta este cuento!

Los cuentos con solapas y con elementos que el niño pueda mover con los dedos son ideales para entrenar la motricidad fina, así que recuerda incluir alguno entre sus juguetes.

Es normal que tu hijo pase varias hojas juntas, pero a medida que vaya practicando empezará a pasarlas de una en una.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Primero con una mano y luego con las dos

Tu pequeño ya tiene la habilidad suficiente para coger un objeto con cada mano, intercambiárselos, dejar uno para coger otro...

Estos logros son un paso más hacia su autonomía, pues dentro de un tiempo le van a permitir realizar tareas tan complejas y necesarias como comer, vestirse, pintar...

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
"A ver si lo cojo..."

Los bebés empiezan a alcanzar los objetos al primer intento hacia los 6 meses de edad, pero esto no significa que ya hayan perfeccionado su coordinación ojo-mano.

Meses después de este logro tienen que seguir practicando para calcular la fuerza que deben emplear para evitar que el juguete se rompa o salga despedido cuando lo cogen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡Qué chulo es golpear!

Seguro que se entretiene golpeando sus juguetes contra el suelo. Él lo hace para escuchar el sonido que producen, pero lo cierto es que así entrena su habilidad manual y descubre que puede influir en el ambiente, lo que favorece su inteligencia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Esta textura es diferente...

Facilitarle objetos de diferentes texturas y acomodarle sobre suelos distintos (una alfombra, el parquet, el césped del jardín...) no sólo le ayuda a perfeccionar su sentido del tacto, sino que le aporta datos que le sirven para conocer mejor el mundo que le rodea.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Las cosas pequeñitas

Hacia los 9 meses los bebés empiezan a hacer la “pinza” contraponiendo el dedo índice y el pulgar, un avance que les permite coger y manipular los objetos más menudos con los dedos, no con la mano entera.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados