Cómo sacar los gases al bebé

A algunos bebés les cuesta mucho expulsar los gases y pueden llegar a sentirse muy molestos por ello. Con las siguientes técnicas le facilitarás (y mucho) la tarea.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
¡A mover esas piernas!

Tumba al bebé boca arriba, sujeta sus tobillos y acerca sus rodillas hacia el vientre, presionándolo con suavidad. Después, estíralas despacio, sin hacer rebote, y repite la acción varias veces. Otra alternativa que también da muy buenos resultados es subirle una pierna y luego la otra, como si hiciera bicicleta.

Al estilo tradicional

Una postura más: coloca a tu hijo pegado a ti, apoyando su cabecita sobre tu hombro y dale unas palmaditas en la espalda. Coloca un paño en tu hombro, por si regurgita.

Con suave balanceo

Coge al bebé boca abajo, con una mano sujetando bien su tripita y la otra dando golpecitos sobre su espalda. Al mismo tiempo balancéale suavemente para estimular la expulsión del aire.

Con masajes en círculos

Frótate las manos para calenarlas y que al bebé le resulte agradable a su tacto. Tumba al pequeño boca arriba sobre una superficie segura. Bájale el pañal por delante y posa tus maons unos segundos sobre su tipa, proporcionándole calor. A continuación, comienza a realizar con las yemas de tus dedos un masaje circular alrededor del ombligo, en el sentido de las agujas del reloj y abriendo poco a poco los círculos, presionando la zona con suavidad.

Poniéndolo boca abajo

Otra buena opción es colocar al bebé tumbado boca abajo sobre tu regazo (procurando que su cabeza quede más levantada que el tronco). Ahueca tu mano y dale unos golpecitos en la espalda, siempre en sentido ascendente.

Bien sentado

Cuando el bebé haya terminado de tomar su leche es conveniente que eche los gases. Para ayudarle puedes sentarle erguido sujetando su barbilla y dándole palmaditas en las espalda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados