Dar las medicinas al bebé

Con algunos niños no hay problema, pero con otros el hecho de ponerles el termómetro o darles una medicina supone una auténtica batalla. Sigue estas pautas si el tuyo es de éstos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Mira si tiene fiebre

Hoy tu peque no ha comido bien y parece que tiene fiebre. Lo primero es ponerle el termómetro y comprobarlo. Hasta 38 ºC se considera febrícula, de 38 a 39 ºC es fiebre y a partir de 39 ºC, fiebre alta. Un recién nacido con fiebre o febrícula debe ir a urgencias. Si tiene de 1 a 3 meses, al centro de salud. A partir de 3 meses puedes esperar 24 h.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. ¿No respira bien?

La causa más común de malestar en los bebés son los catarros, acompañados de fiebre y de congestión nasal. Una situación complicada, ya que les dificulta comer. Cuando le suceda a tu hijo le aliviarás si lavas su nariz con suero fisiológico o un nebulizador de agua marina y le aspiras
los mocos con una pera extractora. Apriétala antes de introducirla en la nariz para que absorba bien la mucosidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Ante ojitos legañosos

A causa del catarro, el pequeño puede tener enrojecimiento, lagrimeo y legañas en los ojos. Lávaselos con suero fisiológico y retírale las legañas con una gasa esterilizada (una para cada ojito). Hazlo hacia abajo, para no arrastrar las legañas y la suciedad por todo el ojo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. En caso de que sufra otitis...

Cuando tengas que ponerle un medicamento ótico, coloca al niño de lado, mantén el producto un minuto entre tus manos para atemperarlo y que no le resulte tan desagradable, adminístrale la cantidad de gotas que te haya indicado su pediatra  y espera unos segundos antes de coger al niño y voltearlo hacia el otro lado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. ¿Necesita un antitérmico?

Como indicamos antes, si el niño es mayor de 3 meses y su estado general no se ve afectado, puedes esperar 24 h para ir al médico, pero le puedes administrar el antitérmico que te haya indicado en otras ocasiones (habitualmente, paracetamol). Se presenta en jarabe y la dosis se mide con una jeringa (sin aguja). El sabor suele ser bien aceptado. No obstante, sienta al niño o tenlo semiincorporado y dirige el producto hacia un lateral de la boca para que no se atragante.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. En bibe pequeño

En ocasiones, el medicamento de elección para mayores de 6 meses es ibuprofeno (analgésico con efecto antitérmico y antiinflamatorio). Tiene sabor a naranja y debe administrarse con comida o justo después de comer. Puedes dárselo con la leche o zumo, pero para asegurarte de que se toma la dosis completa, usa un biberón pequeño
y con poco líquido añadido. Si sospechas que el niño puede estar incubando la varicela o tiene signos de deshidratación, no uses este fármaco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
7. Y para terminar, muchos mimos

El consuelo, los mimos y los abrazos puedes dárselos cuantas veces quieras, pero mucho más cuando esté malito. Aprovecha para ofrecerle tu cariño justo después de darle
la medicación. Y si usa chupete, pónselo y mantén al niño erguido para evitar que con el malestar y el disgusto por la toma del fármaco vomite la dosis. Espera media hora antes de acostarlo, sobre todo si es la primera vez que le das el medicamento, de esta manera puedes observar si presenta reacciones. Si durante esa media hora no ha vomitado, se puede considerar que el producto se ha administrado con éxito.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados