6 masajes para aliviar 6 molestias del bebé

Tus manos tienen un poder muy beneficioso a la hora de aliviar trastornos típicos del bebé. Descubre los masajes más efectivos.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Para combatir el estreñimiento

Tumbado boca arriba, dale suaves masajes circulares en la tripa con la palma de tu mano siguiendo el sentido de las agujas del reloj. Repítelo durante cinco minutos, pero nunca justo después de que el niño haya comido, espera por lo menos una hora. El mejor momento para hacerlo es entre toma y toma.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Si no logra conciliar el sueño...

Pon la uña de tu dedo pulgar en la base del dedo pulgar de su pie.

Sube por el dedito poco a poco, presionando con la uña (para que no dañes al bebé, conviene quelas tengas cortas, ya que no se trata de marcar, sino de presionar).

A continuación baja por el dedo en un solo movimiento, apretando con la yema de tu dedo. Repite un par de veces y sigue luego con el otro pie.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. Para los cólicos

Ponle boca abajo sobre una superficie mullida. Recorre su espalda, de arriba abajo, desde el hombro hasta el culete con una cuchara. Hazlo a ambos lados, pero nunca sobre la columna. El objetivo es que, al contacto con la superficie fría, el niño se vaya girando hacia un lado y hacia otro. Este movimiento, unido a la presión que su cuerpo hace sobre el vientre, le ayudará a movilizar el intestino y a soltar gases y retenciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Cuando tenga tos

Si el niño está acatarrado, ponle semirrecostado sobre unos almohadones para ayudarle a respirar mejor. Cuando le dé el golpe de tos, sujeta su mano con la palma hacia afuera. Pon tu pulgar en la yema de su dedo anular y baja presionando hasta el final de la palma de su mano. Después aprieta entre su dedo gordo y el índice.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Cuando tenga hipo

Coge su manita y pon tu pulgar en su muñeca, en la parte que coincide con el dedo meñique. Recorre su brazo con tu dedo de la muñeca hasta el codo. Has de apretar, pero sin pasarte, ya que el movimiento ha de ser fluido. Hazlo tres veces y repite con el otro brazo. El hipo es molesto para nosotros que lo oímos, pero al bebé ni le incomoda ni le impide digerir o dormir plácidamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. Contra el dolor de tripa

Si notas que su digestión se está dificultando y que el bebé está muy molesto con la tripa (lo verás porque encogerá y estirará las piernas), traza con tu pulgar una línea imaginaria de presión por el dorso de su mano, desde la mitad del dedo meñique hasta el final de la muñeca, y allí aprieta ligeramente con tu pulgar e índice. Repítelo de 10 a 15 veces con cada manita.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados