Trucos para estimular o relajar a tu bebé

Con estos trucos y juegos tu hijo empezará el día con buen humor (imágenes 1 a 3), lo que hará que lo disfrute más. Y lo despedirá tranquilo (imágenes 4 a 6), algo fundamental para que se relaje y duerma.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1 ¿Quieres cogerlo tú?

Túmbale en su mantita boca abajo, coloca ante él un juguete que le guste mucho y ayúdale a alcanzarlo reptando. Este ejercicio le incita a mover las dos partes del cuerpo, lo que facilita la coordinación de los dos hemisferios cerebrales. Si lo practica todos los días un rato, es más probable que gatee.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2 ¡Aúpale!

Pon a tu bebé tumbado boca arriba y tira de sus manitas suavemente para que se incorpore. Si repites este movimiento varias veces, le fortalecerás la columna vertebral y los músculos de la espalda y le será menos complicado aprender a sentarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3 Al trote y al galope

¡Buenos días, pequeñín! Trotar despacio sobre tus rodillas al ritmo de tus canciones le hará recibir el día con alegría y le ayudará a interiorizar la entonación de tus frases a través del movimiento, lo que le facilitará la adquisición del lenguaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4 Al final del día...

Cuando acaba la jornada, para que concilie el sueño enseguida, no hay nada más eficaz que el masaje facial. Con las yemas de tus dedos puedes realizarle pequeños círculos sobre la frente, desde el centro hacia las sienes. Para terminar, utilizando la yema de tu dedo índice, haz unas pasadas rectas descendiendo desde el entrecejo hasta la punta de la nariz, despacito y sin apretar, y repite varias veces. Los ojitos se le cerrarán.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5 Susurros cariñosos

Que le dediques palabras cariñosas al oído también le relajará mucho. Y es que tus susurros mientras le meces (apoya su cabeza en tu pecho izquierdo, donde late tu corazón) le ayudan a recordar su vida intrauterina, en la que se sentía plenamente feliz mecido por tus movimientos y arropado por tu voz.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6 Buenas noches, amor

Es natural que le cueste quedarse solo y a oscuras en su dormitorio. Para que afronte mejor este momento, dale un pañuelo impregnado con tu olor, para que te sienta más cerca. Y que sea azul clarito o verde manzana: estos tonos, según los expertos en cromoterapia, son relajantes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados