Manual de uso del chupete

El chupete resulta muy útil para calmar la ansiedad y el dolor del bebé, evitar la succión del dedo, reconfortarle y ayudarle a dormir. Además, contribuye a reducir la incidencia de la muerte súbita. Pero hay que utilizarlo bien.

image
D.R.

Te aconsejamos seguir estas pautas y trucos:

• Ofréceselo cuando la lactancia materna esté bien instaurada.
• El tamaño ha de ser adecuado (guíate por la talla en meses del fabricante).
• Limita su uso hasta los 2 años de edad.
• No lo utilices para retrasar su comida.
• A partir de los 12 meses, resérvalo para momentos puntuales y para dormir.
• Ten en uso dos o tres de la misma marca.
• Deséchalo ante cualquier deterioro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Efectos de un mal uso

• La succión no nutritiva y continuada hace que los incisivos inferiores se desvíen hacia dentro, mientras que los superiores se separan y salen hacia afuera (algunos bebés lo usan hasta seis horas diarias).
• Succionar de forma continuada desarrolla ciertos músculos de la cara y la posición de la lengua cambia, lo que favorece que las arcadas pierdan su paralelismo.
Según el Dr. Juan Carlos Pérez Varela, ortodoncista, estas dos situaciones son reversibles en unos meses, si el niño deja el chupete antes de los 3 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados