¡No para! ¿Cómo le corto las uñas y el pelo?

Ahora que tu bebé no está quieto ni un momento, estas tareas se vuelven complicadísimas. Pero existen trucos muy efectivos para llevarlas a cabo fácilmente y sin riesgo.

A estas alturas es muy probable que hayas cortado las uñas de tu bebé varias veces. Y si tu hijo nació con pelo provisional que luego perdió (el lanugo) o ha empezado a tener pelo definitivo, seguro que también se lo has “arreglado” en más de una ocasión.

Pero aunque ya tengas cierta experiencia en estas lides, el problema es que ahora que el niño se mueve sin parar, las dos tareas se complican mucho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Las uñas, con cuidado

Lo mejor para cortar las uñas es hacerlo después del baño, cuando están blanditas. Pero como ése suele ser también un momento en el que el bebé está muy activo, lo más práctico es que pidas ayuda a alguien para que le distraiga mientras le cortas las de las manos y que luego, para hacer lo mismo con las de los pies, le des un juguete con el que se entretenga.

Otra opción es recurrir a alguno de los juegos de manos tradicionales que se basan en ir tocando todos los deditos del niño (“éste se encontró un huevo, éste fue a por leña...”) y aprovechar para ir cortándole las uñas.

Si tampoco así se está quieto, córtáselas mientras duerme.

En todo caso, recuerda que es importante que utilices unas tijeritas específicas para bebés, pequeñas y con la punta redondeada, y que las cortes en línea recta. De lo contrario corres el riesgo de que quede alguna puntita en el extremo y se le meta en el dedo.

Para que te resulte más fácil cortar por el sitio apropiado, toma nota de este truco: mete sus deditos en polvos de talco y, cuando los saques, verás perfectamente la señal de las uñas (eso sí, no dejes que se chupe las manos y límpiaselas bien al terminar).

El pelo, como en la "pelu"

Para cortarle el pelo, siéntalo en su trona frente al espejo para que se vea. Si acompañas el proceso con una canción inventada se mantendrá atento y quieto.

  • Córtaselo cuando esté relajado, con unas tijeras apropiadas y siguiendo los pasos que te damos. ¡Será coser y cantar!
  • Si no se lo cortas justo después de bañarle, moja el pelo con un pulverizador de agua y sécalo con una toalla.
  • Sujeta entre tus dedos índice y corazón los mechones más largos de la zona superior de la cabeza y, manteniendo la tijera hacia arriba, corta lo que sobresalga. Iguala cogiendo con un peine varios mechones a la vez y recortando los que hayan quedado más largos.
  • En la zona de las patillas, ladea su cabeza, tapa la oreja con parte de la mano y recorta el pelo que sobresale.
  • Y para la parte de la nuca, inclina hacia abajo su cabeza y ve pasando el peine desde abajo hacia arriba y recortando poco a poco de forma igualada.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    ¡Qué curioso!

    Seguro que has oído decir que cortar el pelo del bebé hace que le crezca más fuerte. No es verdad. La naturaleza del cabello está marcada por la genética y la fuerza con la que crece reside en su raíz.. Lo que sí es cierto es que estará saneado y le lucirá más.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Buenos cuidados