Todo sobre el pelo del recién nacido

¿Por qué tiene vello por la espalda y las orejas? ¿Es normal que naciera con la cabeza cubierta por cabello y ahora esté quedándose calvito? Aquí tienes las respuestas.

No nos engañemos: por muchos bebés que hayamos visto (incluso cuidado) en nuestra vida, cuando nos convertimos en padres o madres de un recién nacido nos sentimos inseguros y llenos de miedos y cualquier signo que se salga de “lo normal” nos preocupa.

Y entre las cosas que más dudas suelen generar está todo lo relativo al aspecto del bebé, especialmente lo relacionado con su cabello.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lleno de pelitos

Son muchos los bebés que nacen con la espalda, las orejas y la cabeza cubiertas de pelo, más o menos oscuro y más o menos espeso. Tranquilos, se trata de lanugo, un vello muy fino que ha resultado muy útil al niño en el útero, pues gracias a él su piel, que no tiene grasa, se ha mantenido a salvo de infecciones y protegida de la maceración.

Y sí, es cierto que ya no le hace falta, pero no os empeñéis en quitárselo frotándole el cuerpo; en unos días desaparecerá.

¡Se está quedando calvo!

También es frecuente que el bebé nazca con una lustrosa mata de pelo en la cabeza y que, de pronto, empiece a perderla. No, no se va a quedar calvo. De nuevo es el lanugo, ese vello protector provisional, y lo lógico es que lo vaya perdiendo para dar paso al cabello definitivo. En todo caso, no lo perderá de golpe, sino por zonas, algo propiciado por el roce de la cabeza con el colchón de la cuna.

Pero ¿va a ser rubio?

Puede que sí... o que no, depende de su herencia genética. El hecho de que ahora lo sea se debe a que las células encargadas de “colorear” la piel y el pelo (melanocitos) no funcionan aún a pleno rendimiento. Cuando maduren y produzcan más melanina, el cabello se oscurecerá, algo a lo que contribuirá la mayor producción de grasa por parte de las células sebáceas.

Así debes cuidar su cabello

  • Pasa todos los días una esponja humedecida en agua por su cabecita, incluso aunque no tenga pelo: evitará que se le acumule el sudor.
  • Cuando tenga pelo, si quieres cortárselo para que le salga más uniforme (no más fuerte, eso es algo genético) utiliza unas tijeras infantiles específicas para este cometido.
  • Hazle un masaje suave en la cabeza a diario, para facilitar el riego sanguíneo al cuero cabelludo.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Algo curioso

    Como ya te hemos contado, con el paso de los días tu bebé irá perdiendo ese vello con el que ha llegado al mundo. Pero no ocurrirá lo mismo con sus pestañas y sus cejas. La razón es que, a diferencia del pelito que cubre su espalda y su cabeza, están formadas por pelo terminal, es decir, definitivo.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Buenos cuidados