Bebé: ¿por qué cambian sus caquitas?

Entre los 6-12 meses el intestino del niño madura, entran nuevos alimentos en su dieta y hay cambios en la frecuencia, consistencia y color de sus deposiciones. Te contamos qué es normal y qué no.

Ya eres experta en pañales y sabes que las caquitas del peque van cambiando: desde el meconio que hizo al nacer (una sustancia verdinegra y pegajosa) a las cacas de transición de los siguientes días (verde-marrones) y las “cacas de leche”, que responden al tipo de alimentación que le das (lecha materna o de fórmula). Ahora llegan nuevos cambios.

Frecuencia y textura

Si tu bebé toma pecho, sus heces serán de color amarillo-dorado, pastosas. En los primeros meses hacía caca tras cada toma, pero ahora la hará una o dos veces al día. Si toma leche adaptada, sus heces serán de color marrón claro, mas consistentes, y las hará una vez al día o cada dos días.
En cualquier caso, el patrón que haya tenido hasta ahora variará con la introducción de la alimentación diversificada. Las vitaminas y la fibra de las frutas y verduras harán que sus deposiciones sean más blandas y abundantes. Y cada alimento que le des influirá en su consistencia. Por ejemplo, los cereales, el arroz y el plátano son ligeramente astringentes. Y las frutas, sobre todo el zumo de naranja, ligeramente laxantes.

Colores normales

Otra sorpresa que te puedes encontrar es la aparición de colores “extraños” en sus cacas. Se debe a que están “teñidas” por los restos de los alimentos que ha tomado.
Así, es normal que tengan un tono verdoso si pusiste acelgas en el puré, que sean anaranjadas si se lo has hecho de zanahoria o de calabaza, o que después de darle espinacas sus heces sean verdinegras. Ah, y si le has dado remolacha cocida, no te extrañes al encontrar este color en sus caquitas. Pasa igual con el tomate: puede haber restos en las heces, no lo confundas con sangre.
Precisamente la presencia de sangre en las heces es uno de los motivos para consultar al médico. Que éstas sean muy blancas o muy negras también es motivo de consulta, pues puede indicar que hay problemas intestinales.

Qué hacer ante estos trastornos?

La mayoría de los bebés padecen alguna vez diarrea o estreñimiento.
Se trata de diarrea:
Si hace caquitas muy líquidas, que dejan un cerco en el pañal, y más veces de lo habitual, o si en éstas hay mucosidades o huelen mal, tiene diarrea. Llévale al médico si a las 24 horas de comenzar no ha desaparecido (y dale líquidos para que no se deshidrate).
Es estreñimiento:
Si le cuesta mucho hacer caca y sus heces tienen forma de bolitas y son muy duras. Es más indicativo que la frecuencia, porque hay bebés que hacen caca cada cuatro días y no están estreñidos. Llévale al médico y sigue la pauta de visitas y las medidas que te indique: darle zumo de naranja (sin azúcar), hacerle gimnasia de piernas...

Qué curioso

Si en esta etapa pasas del pecho a la leche adaptada, es normal que durante unas semanas tu bebé haga caquitas más duras y con menos frecuencia que antes. Las frutas y verduras que ya estará empezando a tomar le ayudarán a regular el tránsito en este cambio de dieta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados