Trucos para ayudar al bebé a echar los gases

Los gases resultan de lo más incómodo para tu bebé y a ti te agobia ver cuánto le molestan. Si descubres el origen del problema lo tendrás mucho más fácil para solucionarlo.

image
Dale de comer con calma para evitar que lo haga con ansia y trague aire.

Le ocurre muy a menudo: tu bebé empieza a lloriquear y su tripa se pone dura y se hincha. No hay duda: tiene gases. Seguramente ya sabrás que no es un problema grave, pero a ti te agobia ver lo molesto que se siente. Y cuando le sucede por la noche, se convierte en un obstáculo añadido para conciliar el sueño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Vigila cómo come
El origen de este trastorno se encuentra principalmente en la inmadurez intestinal de los bebés y en el ansia con la que comen a esta edad, que hace que entre aire en su organismo, lo que provoca la acumulación de gases. Por eso la primera medida para evitarlo es darle de comer con tranquilidad, sin agobiarle, y hacerlo manteniéndolo en una postura semiincorporada. Además, si toma pecho asegúrate de que coge con su boquita gran parte de la areola y no solo el pezón, y vigila que su nariz quede libre en todo momento para que pueda respirar sin dificultad. Si le das biberón, comprueba que el tamaño del agujero de la tetina es adecuado para que la leche fluya despacio pero constantemente. Y plantéate que quizá debas cambiar el modelo de tetina por una antihipo.En todo caso, cuando termine de comer comprueba que ha expulsado todo el aire antes de acostarle en su cuna.

Técnicas para eructar
¿Las posturas para ayudarle a eructar? Cógele en vertical con su cara apoyada en tu hombro y sujétale por el culete con una mano mientras que con la otra le das palmaditas suaves en la espalda.
También puedes tumbarle boca abajo sobre tus piernas, poner una mano bajo su tripa y otra sobre su espalda y hacerle un masaje con ambas a la vez. O sentarle en tus rodillas mirando hacia el frente y con tu brazo alrededor de su cintura e inclinarle hacia adelante. Lo más probable es que con estas posturas y los trucos del recuadro alivies a tu hijo. Pero hay bebés en los que no son efectivos y necesitan un medicamento o una infusión antigases. En este caso consulta con el pediatra y no se lo des por tu cuenta, porque podrías originar un problema peor.

¡Qué práctico!
El estreñimiento es causa frecuente de gases en el bebé. Para prevenirlo, dale agua entre las tomas. Y cuando empiece a comer papillas de frutas, hazlas con menos manzana y plátano (astringentes) y más naranja y pera (laxantes).

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Estos trucos son muy eficaces

Además de recurrir a las técnicas que te hemos contado para ayudar al bebé a expulsar los gases, puedes utilizar masajes específicos. Apunta éstos:
•Túmbale boca arriba y ve pasando tus manos sobre su tripa, hacia arriba y hacia abajo. Al cabo de un rato dale la vuelta y haz lo mismo sobre su espalda.
• Otra idea: también tumbado boca arriba, hazle un masaje circular con tu mano sobre su tripa, en el sentido de las agujas del reloj.
• Partiendo de la misma postura, coge sus piernas y llévalas hacia su pecho, doblándole las rodillas, para que los muslos presionen el abdomen.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados