Abuelos que cuidan: qué aportan al nieto

Para el niño en sus primeros años, la relación con la abuela o el abuelo que le cuida es muy enriquecedora. Y también los nietos aportan mucho a los abuelos cuidadores.

Hay muchas actividades interesantes que pueden hacer los abuelos con sus nietos.

Además de compartir sus propias aficiones (caminar, cultivar el jardín...), pueden mostrarles fotos y contarles historias de familia (a los niños les asombra que sus padres fuesen una vez pequeños), enseñarles canciones y juegos de antes, contar y leer cuentos...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

O llevarles al teatro, al cine o a una fiesta de cumpleaños (más actividades en página de direcciones).

Entre los beneficios del “estilo educativo” de los abuelos se pueden citar:

  • Tienen más paciencia y menos estrés que los padres. Esto les permite dedicar al nieto un interés afectivo (escucha atenta, comunicación empática) y por eso en ocasiones los nietos se sienten más comprendidos por sus abuelos que por sus padres.
  • Tienden a corregir con sus nietos errores que cometieron con sus hijos.
  • Son menos críticos, validan más.
  • Ayudan al nieto a ir independizándose de los padres y a ser más sociable. Gracias a su contacto, al niño le costará menos relacionarse con los adultos, quedarse a dormir en casa de un amigo o ir a un campamento.
  • Pueden hacer de puente cuando existan problemas entre padres e hijos.
  • Son una ayuda en las crisis familiares (enfermedad, divorcio...), brindando sostén y apoyo emocional a los nietos.

    Por su parte, los nietos aportan a los abuelos alegría y vitalidad, así como nuevas experiencias y conocimientos, ya que cuidar de un niño pequeño y acompañarle en su asombrado descubrimiento del mundo se vive como un privilegio más que como un sacrificio, y éste es un estímulo que rejuvenece.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Buenos cuidados