Abuelos que cuidan: su papel en la familia

Además de su papel tradicional como transmisores de valores, los abuelos que cuidan se convierten en una figura de apego para su nieto y entran en su vida muy pronto y para siempre.

Los abuelos son como un cemento que da estabilidad y mantiene unida a la familia, transmiten experiencias e inculcan valores con la palabra y con el ejemplo, conectan a las generaciones y, además, proporcionan al niño la reconfortante seguridad de pertenecer a un clan, más allá de la familia nuclear que han formado los padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además, un abuelo que cuida entra muy pronto y para siempre en la vida afectiva de su nieto. Gracias a los cuidados tempranos que le prodiga (alimentarle, vestirle, abrazarle, darle besos, escucharle y hablarle, jugar con él...), crece en el niño pequeño el sentimiento de “apego”: esa sensación de saber que puede confiar en esta figura familiar, además de en sus padres.

La abuela suele ser la primera implicada. Cuando su hija o su nuera son madres primerizas, es ella quien les enseña cómo cuidar a un recién nacido.

El abuelo se suele involucrar más tarde, tanto por razones biológicas como culturales, igual que les pasa a muchos papás (auque cada vez hay más varones que saben cambiar un pañal, dar de comer o bañar a un bebé).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados