Juegos del bebé en la bañera

El baño puede ser el momento más divertido del día y además, servir para enseñar al bebé nuevas habilidades.

El paso de su bañerita a la de adultos es un momento importante para tu hijo. Hay niños a los que les encanta el cambio y disfrutar de ¡todo ese espacio de juego! Pero a otros les cuesta más. Sea cual sea el caso de tu hijo, si conviertes el momento del baño en un juego, lograrás que disfrute y que desarrolle nuevas habilidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Juegos en el agua sin ti

Existen muchos juegos ideales para practicar en la bañera que le divertirán y le enseñarán mucho:

  • Anímale a chapotear y salpicar. Se reirá a carcajadas y le encantará ver que controla mejor sus manos y sus pies y que además puede mover el agua con ellos.
  • Dale juguetes acuáticos que pueda apretar, llenar de agua, lanzar... Buenas opciones son los clásicos patitos de goma, las figuras de plástico que floten y que él pueda hundir, un barco de juguete adecuado para su edad para que lo haga “navegar”...
  • Déjale algún objeto de aseo para jugar, como la esponja, que puede escurrir, o un bote de jabón para que lo llene y lo vacíe. Vigila que no se los lleve a la boca.
  • Al enjabonarle, ve nombrándole cada parte del cuerpo por la que vas pasándole la esponja.
  • Juega con él a coger espuma del agua y ponerla en su brazo, en tu cara... Seguro que le divierte.

    Juegos si se baña contigo

    Es una idea excelente, porque el contacto piel con piel y el hecho de compartir este momento contigo reforzará el vínculo que le une a ti y hará que asocie el baño a sentimientos de relax y confianza. Prueba estos juegos con él:

    • Dale la alcachofa de la ducha para que te moje con el chorro de forma tranquila.
    • Moja la esponja y escúrrela poquito a poco sobre su cuerpo, su cabecita... mientras le cantas una canción relajada.
    • Ponle sentado mirándote a ti y muévele de atrás a adelante como si jugarais al aserrín aserrán.

      Para que todo vaya muy bien

      Cuida todos los aspectos para que tu hijo se sienta a gusto en la bañera y para evitar riesgos:

      • No la llenes mucho, para que no se asuste ni se sienta agobiado.
      • Vigila que el agua no queme ni esté fría. Lo ideal, unos 36 ºC.
      • Pon una toalla en el suelo para que pueda salpicar sin que el suelo quede resbaladizo después.
      • No le dejes solo ni un segundo.
      • Sácale si ves que está agobiado.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo

        ¿Lo sabías?

        El medio acuático es excelente para que el niño experimente nuevas sensaciones y desarrolle habilidades. Entre otros aspectos, los juegos en la bañera mejoran su motricidad gruesa y fina, favorecen su sentido del equilibrio y su fuerza muscular, le ayudan a conocer mejor su cuerpo y su entorno, le enseñan que las cosas tienen diferentes texturas y tamaños y que él puede influir en ellas....

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Buenos cuidados