Cómo tratar y curar la dermatitis del pañal

Normalmente el culete del bebé se irrita por el contacto de la piel con la orina o heces. Al estar cubierto por el pañal aumenta la humedad y la temperatura y eso provoca desde granitos a escamaciones e incluso úlceras. ¿Cómo evitarlo? No tienes más que seguir los siguientes consejos.

Ante la dermatitis...

Casi todos los bebés presentan alguna vez este trastorno en la zona cubierta por el pañal.

La “dermatitis del pañal” afecta sólo a la zona cubierta por éste y se inicia con una inflamación a la que sigue un enrojecimiento intenso de la piel, salpicada de granos minúsculos que se convierten en placas rojas y en ocasiones van acompañados por heridas y úlceras.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La delicada piel del bebé (pH neutro), la sobrehumedad que genera la oclusión de la zona y la acción de las enzimas de las heces y de la orina favorecen este molesto trastorno.

Entre las circunstancias que contribuyen a desencadenarlo están el consumo reciente de antibióticos, la diarrea, el aumento de temperatura corporal, el brote de los dientes y el inicio de la alimentación con proteínas.

Para evitar el problema cambia al bebé con frecuencia (para que su piel esté siempre seca y permanezca poco tiempo en contacto con las enzimas), lava la zona con agua y un par de gotas de un producto lavante sin jabón y sin aromas (para eliminar los residuos y los gérmenes de las heces), seca con suavidad (para evitar irritar la piel y favorecer la inflamación), deja al bebé unos minutos con el culete al aire y aplica una pomada o pasta calmante con efecto barrera y antienzimas tras cada cambio de pañal.

Si aun así surge una dermatitis, llévale al pediatra por si precisa medicación.

Buena barrera

El óxido de zinc es un compuesto de color blanco con numerosos beneficios para la piel que se utiliza mucho en cremas (entre otros usos para la protección del área del pañal).

Sobre la piel crea una barrera protectora que aísla y absorbe el exceso de humedad e inhibe el crecimiento de hongos y bacterias. Posee antienzimas que neutralizan la acción de las enzimas de las heces y de la orina y minimizan el mal olor.

Además, reduce la inflamación de la piel, disminuye el escozor en zonas irritadas y tiene propiedades cicatrizantes.

¿Cuántos pañales al día?

El cambio ha de ser inmediato si hay deposiciones.

Si sólo es pis se puede esperar en función de la capacidad de absorción y del aislamiento que proporcione el pañal, pero no más de tres horas entre uno y otro, incluida la noche, durante los primeros meses.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando el niño establece un patrón largo de sueño nocturno, conviene utilizar los pañales que garanticen la absorbencia y el mayor tiempo de piel seca para no interrumpir el ritmo de sueño. Y cambiarle en cuanto se despierte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados