Cara

Es un masaje muy ligero, un roce con las yemas de los dedos. Comienza por la frente hacia los lados siguiendo el borde de las cejas. Cada viaje llega más lejos, hasta las sienes y a las mejillas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados