Sin dudas sobre el pelo del bebé

Que el bebé nazca con pelo en la cabeza o sin él, que tenga un poquito de vello en la espalda y en los hombros, que carezca de cejas... Todas estas circunstancias “capilares” están dentro de la normalidad más absoluta.

El pelo del bebé comienza a formarse en el segundo mes de embarazo. Se trata de un pelo fino y suave, llamado lanugo, que cubre gran parte del cuerpo del feto para protegerle de infecciones y mantenerle calentito.
Esta pelusilla se conserva hasta casi el noveno mes de embarazo, momento en el que cae dentro del útero, aunque hay zonas que pueden conservarlo, como la cabeza, la espalda, los hombros y las orejas. Por eso en algunos recién nacidos es posible observar pelitos en estas zonas. No hay que intentar quitárselos, porque se van debilitando hasta que se caen solos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡EL BEBÉ SE HA QUEDADO PELÓN!

Esta pérdida natural es la que hace que muchos bebés que nacen con pelo en la cabeza se queden pelones unas semanas después de su nacimiento (otras veces apenas se nota, porque al tiempo que se les cae el lanugo, les va saliendo pelo nuevo). No hay motivo por el que preocuparse. Esta caída no denota que los pequeños estén enfermos ni malnutridos; es un proceso fisiológico normal que permite la salida del verdadero cabello.

Algunos padres también se plantean por qué su pequeño no tiene cejas ni pestañas. En realidad, no es que el bebé carezca de ellas, sino que las tiene tan finitas que apenas se aprecian a simple vista. Con el tiempo, su organismo irá fabricando más cantidad de melanina (es el pigmento responsable del color de la piel, el pelo y los ojos) y las cejas y las pestañas se le irán oscureciendo, igual que pasará con el pelo de la cabeza.

SOBRE CALVITAS Y CORTES DE PELO DEL BEBÉ

Una vez que el pequeño cumple algunas semanas de vida, muchos padres se preocupan al observar que tiene una calvita en la parte superior de la nuca. Una vez más, no hay por qué inquietarse. Esta calva se debe a que el pequeño pasa gran parte del día acostado y el roce continuo con el colchón de la cuna y con el cochecito hace que el pelo de esta zona se le desprenda. En cuanto pase más tiempo sentado y posteriormente de pie, esta calva le desaparecerá.

Sobre si es una buena idea cortarle el pelo para que le crezca más fuerte, la respuesta es que no. Sí podemos cortárselo para igualárselo, tal y como expliamos más abajo, pero el corte en absoluto modifica la raíz.

Tampoco es aconsejable hacerlo antes del primer mes de vida, porque tener cubierta la cabeza le protege frente a las pérdidas de calor corporal.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

INSTRUCCIONES PARA IGUALAR EL PELO A TU HIJO

Tu hijo ya ha cumplido su primer mes de vida, tiene el pelo muy desigual y te dispones a cortárselo para que le crezca de una manera más regular y uniforme. Todo irá bien si...

  • Por ahora te olvidas de la maquinilla eléctrica (puede irritarle la piel y asustarle por el ruido) y utilizas unas tijeras de puntas redondeadas y que corten muy bien. La punta redonda evitará que le pinches en caso de que se mueva (seguramente lo hará), y que tengan un buen filo le ahorrará tirones y pasar malos momentos cada vez que intentes cortarle un mechón.
    • Escoges un momento en el que esté descansado y contento.
      • Le das un buen baño después de cortarle el pelo para quitarle los pelitos que se le han podido quedar entre la ropa. Si no lo haces, le picarán mucho y harán que se sienta incómodo.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Más de Buenos cuidados