Qué fácil es asear la carita del bebé

Conviene que el bebé esté relajado, ya que no les suele gustar que les toquen el rostro, por ello el mejor momento para asearle la cara es después del baño diario.

La nariz, los ojitos, los oídos, las encías... Conviene que acostumbres a tu bebé al aseo diario de su carita. Al principio les molesta mucho, pero con el tiempo y la rutina todo se vuelve más fácil y ellos más condescendientes. Sigue estos pasos y te resultará muy sencillo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados