Cómo relajar al bebé

Cuando los nervios y la agitación no dejen dormir a tu bebé, dale un suave masaje en la cara, las manos, los pies, las piernas.... y podrás tumbarlo en su cuna totalmente relajado y preparado para un buen sueño.

image
D.R.

Si a tu bebé los nervios y la agitación de la actividad diaria no le dejan dormir, puedes ayudarle a conciliar el sueño dándole un delicado masaje, de sólo unos minutos, basado en técnicas orientales de relajación.

Empieza por las orejas, acaricia su carita, abre sus brazos y sus manos y estira sus deditos, baja por las piernas, acaricia sus pies y recorre su espalda con tus pulgares para eliminar tensiones. Termina con un ejercicio especial de relajación a base de besitos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando notes que su respiración se ralentiza y que sus movimientos son más suaves y lentos, es que le está venciendo el sueño. Mantén la luz tenue, ponle el pijama sin moverlo demasiado, dale los últimos mimos del día y acuéstalo en su cunita sin hacer ruido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo