¡Qué fácil es mimar los pies del bebé!

Hazlo a base de masajes, cosquillitas, ejercicios..., pero sobre todo, con mucho cariño y delizadeza. Tu peque te lo agradacerá.

Sigue los pasos que te mostramos a continuación y regalarás a tu hijo una sesión completa de "cuidado de pies". Con estos consejos no sólo lograrás que los tenga muy suaves, sino también fuertes y ejercitados, preparados para soportar su propio peso cuando tu pequeño se ponga de pie y para evitar que se le tuerzan los tobillos cuando por fin eche a andar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados