Ayuda a tu hijo a gatear

Observa a tu hijo y cuando veas que sabe realizar estos movimientos con cierta soltura, estará preparado para empezar a gatear. Anímale un poquito y lo logrará.

Algunos niños gatean sin realizar grandes esfuerzos. Otros, más tranquilones, necesitan una pequeña ayuda para iniciar el proceso. Ayúdale un poco y en unos días se lanzará a gatear por toda la casa. Cuando observes que realiza estos movimientos con soltura estará preparado para ello.

Recuerda que ayudar no es agobiar y que si le saturas no querrá participar. Tienes que animarle, pero dejando que siga su propio ritmo. Ponle boca abajo y deja que ensaye y pruebe durante un máximo de 10 minutos, si ves que se cansa o que no está por la labor, déjalo para otro momento. Otro consejo importante: no le compares con otros niños de su edad, porque cada bebé evoluciona según sus habilidades.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados