Bebé seguro de viaje

Viajar en el coche con un bebé requiere mayor intendencia y previsión. Así disfrutaréis de un trayecto cómodo y seguro.

Una serie de sencillos preparativos antes de empezar el viaje asi como unas pautas a seguir durante el trayecto convertirán el viajar con el bebé en una experiencia divertida para él y sin ningún sobresalto para tí.

Antes de salir de viaje

Cuando viajéis con el bebé deberéis planificar bien el desplazamiento para no tener sorpresas desagradables. Porque un niño pequeño tiene unas necesidades diferentes a las del adulto y hay que resolverlas antes de partir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  • Comprobad que lleváis al día el último recibo del seguro del coche y el teléfono de asistencia en carretera.
  • Revisad el nivel de aceite, el líquido del limpiaparabrisas y el aire de las ruedas (no basta con inflarlas, hay que confirmar que se ajustan ala medida indicada por el fabricante).
  • Según el Reglamento General de Circulación, hasta que mida 135 cm el niño debe viajar sujeto por un sistema de retención infantil (SRI) adaptado a su peso (aunque la Directiva Europea 2003/20/EC lo exige hasta que mida 150 cm). Hasta 10 Kg, grupo 0; hasta 13 Kg, grupo 0+; de 9 a 18 Kg, grupo I, y de 15 a 36 Kg, grupos II y III). No cumplir la norma conlleva la pérdida de tres puntos del carnet y multa de hasta 300 €, pero sobre todo supone poner en riesgo la vida del pequeño.
  • Recordad que estos dispositivos tienen que estar homologados por la norma ECE R44/04. En la actualidad ya no se pueden vender SRI con anteriores homologaciones, ni está recomendado utilizarlas. Comprobad que la silla de vuestro hijo lleva bien visible una etiqueta de color naranja con los dígitos 04.
  • Llevad siempre a mano una toalla para hacer frente a imprevistos como vómitos, escapes...
  • Un bebé en su silla no puede cambiarse de asiento a voluntad. Instalad un parasol, cortinilla o accesorio para protegerlo del sol que incida sobre su ventanilla. Si va cómodo, no intentará soltar el arnés.

    Recomendaciones a seguir durante el desplazamiento

    Tanto conductor como acompañante deberéis templar los nervios y tomaros el trayecto con muchísima calma.

    • Si no os incomoda, es preferible viajar de noche, así el niño irá dormido y no tendrá las molestias del sol y del calor ni tampoco se mareará.
    • Si viajáis de día, salid en los momentos de menos calor y alejados de las horas punta. Es preciso hacer paradas cada dos horas e incorporar al niño para que expulse los gases y estire las piernas.
    • Respetad sus horarios de comidas y de sueño y parad las veces que sea preciso para darle sus tomas y para cambiarle el pañal.
    • En el viaje, la temperatura del interior del vehículo debe ser agradable, pero no pongáis la salida del aire condicionado dirigida hacia el bebé.
    • Dejadle muy a mano su chupete, su mantita y un biberón de agua.
    • Parte del camino, si no todo, ha de ir una persona sentada a su lado ofreciéndole sus juguetes y haciendo lo posible para que se distraiga.
    • El llanto del bebé puede crispar los nervios y ser causa de accidente. Si el niño va solo, los juguetes deben ir bien sujetos en una malla o bolsón para que ante un frenazo, no salgan disparados por el habitáculo.
    • Respetad los límites de velocidad y las normas de la vía, porque la vida de vuestro hijo lo merece..
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      Más de Buenos cuidados