Rutinas para dormir al bebé

Prueba esta estrategia para empezar a organizar los horarios del bebé y crear rutinas que favorezcan su descanso.

Los adultos somos muy exigentes con el silencio a la hora de dormir, pero los bebés no lo son tanto. Aunque siempre hay niños que se irritan por cualquier cosa, conviene: Mantener el ruido del hogar en las siestas.

Durante las siestas diarias se puede y se debe mantener un nivel de ruido normal (lavadora, aspirador, teléfono, etc.). Esto ayuda al bebé a organizar su mente y a diferenciar los ciclos diurnos y nocturnos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Silencio por la noche. Cuando el niño inicie su noche, el ruido y las luces se deben reducir al mínimo. La luz dificulta la secreción de melatonina y la falta de esta hormona favorece el insomnio.

Dormir con o sin chupete

Hay tantas opiniones como papás y mamás. Y no hay acuerdo al respecto:

A favor...

  • Satisface la necesidad de succionar, calma la ansiedad, consuela, aporta seguridad e induce al sueño.
  • Su succión activa la salivación, lo que en determinados casos, como en los problemas de regurgitación y acidez, ayuda a mitigar las molestias.
  • Es más fácil limitar su uso o prescindir de él que cuando el niño se chupa el dedo.

    ... Y en contra

    • El mayor inconveniente surge si se vuelve un accesorio imprescindible para el bebé y no puede conciliar el sueño correctamente sin él.
    • Obliga a tener varios repartidos por la cuna y el hogar, ya que su pérdida supone un drama familiar.
    • Puede resultar complicado eliminar este hábito. Hay mayores de 3 años que siguen necesitándolo para dormir.

      Ante los ronquidos del bebé...

      No todos los ruidos que hace un niño de 2-3 meses son ronquidos. Algunos bebés, cuando terminan su toma nocturna y se duermen, hacen un gorjeo al respirar. Sucede porque les ha quedado una pizca de saliva con leche en la garganta, que con el aire forma burbujas sonoras. Puedes corregirlo ofreciéndole un poco de agua justo tras la toma (se enjuaga la garganta y el gorjeo desaparece).

      Por otro lado, si el niño está acatarrado es habitual que al respirar por la boca el paladar blando vibre y ronque. Pero fuera de estos casos, si el niño ronca debes decírselo al pediatra.

      Publicidad - Sigue leyendo debajo