El peligro de gatear entre cables

En cuanto tu hijo empiece a mostrar interés por estar de pie o dar pasitos y antes de que gatee has de hacer, por su seguridad, un ejercicio de visualización para eliminar aquello que puede resultar peligroso.

Con un bebé gateador en casa que acaba de descubrir la libertad que da el movimiento hay que ser muy cuidadoso con todo lo que queda a su alcance. A estas horas habrás pensado ya en clausurar cajones, mantener los armarios bien cerrados, poner en alto y bajo llave los medicamentos y productos tóxicos, impedir el acceso a cuchilllos y tijeras, sellar a cal y canto la tapa del WC... Perfecto, pero además, has de repasar la ubicación de los enchufes y la instalación eléctrica. El objetivo es ¡fuera cables!

Publicidad - Sigue leyendo debajo

SIN CABLES NI ENCHUFES


¿Una casa sin enchufes ni cables? Todo llegará... con el tiempo. De momento, tendrás que adaptar tu hogar a la presencia de un bebé explorador.

  • Lo primero es contar todos los enchufes de la casa que estén a menos de un metro del suelo y protegerlos con cubreenchufes para que el niño no meta los deditos o cualquier objeto que se encuentre por el suelo.
    • Los cables de la instalación eléctrica, si son visibles, han de estar perfectamente fijados a la pared y, a ser posible, cubiertos con canaleta. Cualquier bucle puede servir para que meta la manita y tire de él o, peor aún, para que lo muerda.
      • Por la misma razón si tienes ordenador en casa (o videoconsolas) asegúrate de que todas las conexiones están por encima de la altura del niño y/o fuera de su alcance. Sería perfecto contar con enrollacables y guías para que estos no queden colgando en la zona de trabajo.
        • Cafeteras, vaporeras, tostadores, hervidores y cualquier electrodoméstico pequeño que tengas en la cocina han de estar siempre desconectados cuando no estén en uso. Además debes mantener el cable por detrás de ellos y si los tienes en la encimera o en la mesa, colócalos en el lugar más alejado para el niño.
          • Nunca dejes enfriar la plancha sobre la tabla ni con el cable colgando. Si tienes que esperar antes de guardarla, recoge el cable y ubícala en un lugar fuera del alcance del niño. A pesar de estar apagada, la quemadura para la delicada piel de un bebé puede ser importante.
            • Si necesitas un prolongador, cómpralo en establecimientos especializados, no escatimes en precio, asegúrate de que es un artículo homologado con protectores de goma entre el alargador y el cable del enchufe.
              Publicidad - Sigue leyendo debajo
              • Las bases de enchufe adquiérelas en línea, preferiblemente con un interruptor on-off y a ser posible, que se pueda desplazar y ocultar de la toma general.

                Numerosas firmas de puericultura tienen artículos de seguridad para proteger al bebé entre ellas Bebé Due, Safety First, Ikea

                Publicidad - Sigue leyendo debajo
                Más de Buenos cuidados