Tu bebé, ¿con los abuelos o con niñera?

Todavía no va a ir a la guardería y queréis analizar los pros y contras, si es mejor dejarle con los abuelos o con una niñera. Os los contamos para que enccontréis la mejor solución.

Los abuelos o una niñera. Cualquier solución es acertada si se adecúa a vuestras circunstancias y os beneficia a todos: al niño, porque le hace sentirse querido y atendido en todo momento, a vosotros, porque le dejáis sabiendo que está en buenas manos y a la persona o personas que le cuidan, porque lo harán con mucho gusto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

CON LOS ABUELOS

Después de vosotros, ¿quién puede cuidar al niño con más ternura y dedicación que vuestros propios padres? Dejarle con los abuelos, en su casa o en la vuestra, es una buena opción, siempre y cuando os llevéis bien con ellos y podáis hablar claramente de todo sin discutir ni disgustaros.
También son condiciones indispensables que tengan buena salud y no sean excesivamente mayores y que les haga ilusión vuestra propuesta, aun sabiendo que cuidar de un bebé o de un niño pequeño es un trabajo agotador y muy absorbente.

VENTAJAS

  • El niño no tiene que habituarse a personas desconocidas.
    • Tanto si se queda en casa como si le lleváis a la de los abuelos, le resultarán más que conocidas y no tendrá que acostumbrarse a un ambiente nuevo.
      • Desarrolla lazos afectivos con otras personas de su familia, lo que le da seguridad.
        • Recibe atención y cuidados en exclusiva.
          • Es la opción más económica.

            INCONVENIENTES

            • Pueden surgir conflictos familiares (desacuerdos sobre la educación del niño, celos de los abuelos...).
              • La familia nuclear pierde intimidad.
                • Los abuelos no estimulan al niño igual que un experto.
                  • Salvo que ellos vayan a vuestra casa, el niño también tendrá que madrugar.
                    • El peque tiene menos contacto con otros niños de su edad.

                      CON UNA NIÑERA

                      Si optáis por dejar a vuestro hijo en casa con una niñera tendréis que cumplir tres requisitos: elegir a una buena profesional (debe haber realizado estudios relacionados con niños, tener buenas referencias, ofreceros unas garantías mínimas de continuidad...), comprobar personalmente cómo se comporta y cómo trata a vuestro hijo y contar con unos días de adaptación para que vuestro hijo se acostumbre a su presencia (es normal que al principio la extrañe).

                      Publicidad - Sigue leyendo debajo

                      VENTAJAS

                      • El niño recibe las atenciones que necesita en su entorno habitual, lo que le permite dormir más, sentirse más seguro...
                        • Tiene a una persona experta dedicada exclusivamente a él.
                          • Los padres se evitan el estrés de salir corriendo del trabajo para llegar a tiempo a la guardería.

                            INCONVENIENTES

                            • Es la opción más cara.
                              • Puede generar celos en los padres, al ver que el niño quiere mucho a la niñera.
                                • No existe una garantía absoluta del trato y la estimulación que proporciona al niño a lo largo del día.
                                  • El niño no tiene un contacto continuo con otros pequeños de su edad.
                                    Publicidad - Sigue leyendo debajo
                                    Más de Buenos cuidados