Recién nacidas más dormilonas

Recientes investigaciones aseguran que los niños son más fáciles de despertar que las niñas en las primeras semanas de vida.

image
D.R.

Se acabó preguntarle a los futuros padres: ¿Qué prefieres, niño o niña? A partir de ahora tendremos que abordar la cuestión de otro modo: ¿Qué prefieres, un bebé más o menos dormilón? Investigadores de la Monash University en Melbourne (Australia) afirman que el género influye en el sueño de los bebés.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según sus investigaciones los niños recién nacidos se despiertan más fácilmente que las niñas durante las primeras semanas de vida. Mientras que al cabo de los tres primeros meses esta diferencia desaparece.

Sus investigaciones, publicadas en la " American Academy of Sleep Medicine" consistieron en vigilar el sueño de 50 niños mediante polisomnografías. La Polisomnografía Nocturna (PSN) o Registro Nocturno de Sueño es una prueba que consiste en la medición de varios parámetros mediante sensores conectados a un polígrafo que registra las distintas variables que interesan en cada caso: fases del sueño, respiración, movimientos corporales, EEG (electroencefalograma), movimientos oculares, etc.

El experimento se llevó a cabo en una sala con apenas luz y ruido, en la que cada cinco segundos los bebés recibían un chorro de aire por la nariz. La cantidad de aire fue incrementándose poco a poco hasta despertar al recién nacido. Gracias a este experimento observaron que los niños tenían un sueño más ligero que las niñas. Además, vieron que los bebés varones tenían un llanto más problemático y más despertares nocturnos.

El objetivo principal de la investigación no era saber quién dormía mejor, sino averiguar el porqué del alto porcentaje de muertes súbitas en bebés varones (60% contra 40%). Los hallazgos fueron por lo tanto sorprendentes ya que, justamente a de los tres meses, cuando más se produce este trastorno, no existe ya diferencia de género en la calidad del sueño.

Para evitar muertes súbitas en bebés es importante recordar las indicaciones que nos da el personal médico: asegurarse de que el bebé duerma boca arriba, que su cabeza no queda cubierta por la ropa de cama y mantenerlo lejos del humo de tabaco.

Publicidad - Sigue leyendo debajo