Relacionarse es bueno para el bebé

En verano nos relacionamos con más gente y solemos cambiar de ambiente, estas nuevas compañías y el descubrimiento de nuevos espacios puede afectar de forma positiva en el desarrollo de tu bebé.

Estar con gente le sociabiliza

Durante el verano quedaréis más a menudo con la familia y los amigos y el pequeño se habituará a estar con más gente, no sólo con vosotros, desde sus primeros días, semanas o meses de vida, algo que resultará muy positivo para su evolución emocional, porque le sociabilizará.

Lo comprobaréis cuando le dejéis con la niñera o en la escuela infantil y no proteste demasiado. Y también cuando, al contrario que la mayoría de los bebés, supere enseguida el miedo a los extraños (es un temor propio de los 8 meses, por el que pasan todos los bebés, y que se caracteriza porque no quieren estar con nadie más que con sus padres).

¡Cuidado! Está bien que el niño se habitúe a la presencia de más personas, que no se ciña sólo a vosotros, pero esto no quiere decir que los familiares, amigos y conocidos puedan cogerle en brazos a su antojo y pasarlo de unos a otros como si fuera un muñeco.

Este hábito tan extendido suele desconcertar e inquietar a los bebés, además de acalorarlos mucho y dificultarles la conciliación del sueño.

A más vivencias, más inteligencia

En estos meses es muy probable que os vayáis de vacaciones y si no, es seguro que haréis más escapadas y excursiones a lugares fresquitos y que saldréis por la noche a pasear o a cenar a una terracita típica de verano (si vuestro hijo es menor de 6 meses, lo más seguro es que se quede plácidamente dormido en el cochecito).

Siempre y cuando llevéis una rutina fija en los momentos del día más importantes para el pequeño (la comida, el sueño, el baño y el paseo), esta avalancha de nuevas experiencias le hará mucho bien: despertará sus sentidos, potenciará sus capacidades de atención y concentración, entrenará su memoria, le enseñará a distinguir situaciones, le ayudará a descubrir las relaciones causa-efecto... Dicho de otro modo, le hará más inteligente.

¿Necesitas más razones para convencerte de que el verano es una época estupenda para tu pequeño?

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados