No te dejes nada en la maleta

Cuando se viaja con un niño pequeño hay que llevar muchísimas cosas. Para que no os olvidéis de nada hemos elaborado esta lista. Echadla un vistazo antes de partir.

Antes de partir es mejor dejar todo planeado y repasar la maleta, es lo mejor para evitar malentendidos y sorpresas en el lugar de destino.

Por ejemplo, son muy buenas ideas...

Plantearos el día con una rutina. En ella vuestro pequeño ha de tener tiempo para desgastar, pero también para descansar.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Y es que tan malo es que no pare en todo el día (llegará tan cansado a la cama que no conseguirá dormir) como que se aburra (se pondrá insoportable y os reclamará de continuo) o sea incapaz de jugar un rato con su sonajero, ver un cuento o pintar tranquilo (su inquietud le pondrá aún más nervioso).

Turnaros en el cuidado del pequeño. De este modo los dos podréis tener vuestros ratitos de ocio y descanso. Lo agradeceréis.

Elegir un hotel con una habitación grande. Si es posible, conviene que disponga de dos zonas bien diferenciadas. Y si alquiláis una casa rural, es prioritario que tenga dos cuartos totalmente independientes. El objetivo es que cuando vuestro pequeño por fin se quede dormido, vosotros podáis disfrutar de una cierta intimidad.

¿Qué me dejo?

A la hora de repasar que os llevaís de viaje, no te olvides de:

Ropa. Más o menos fresquita dependiendo del lugar donde vayáis y un par de prendas de abrigo por si las temperaturas descienden.

Kit de alimentación. Su leche habitual, varios biberones, escobilla limpiadora, esterilizador y calentador de biberones, los cereales si ya los toma, algunos tarritos de fruta y verdura, montones de baberos, su plato, su vasito
y sus cubiertos habituales y la batidora.

Kit de aseo. Una piscinita hinchable (podréis usarla para bañarle en la bañera y para resfrescarle en la playa), un champú que no le irrite los ojos, su esponja habitual, varios paquetes de toallitas, pañales y la crema para prevenir las escoceduras del culete.

Kit de juegos. Además de su chupete (mejor si os lleváis dos), la mascota, un cubo y una pala, una pelota, el musical de cuna...

Kit de accesorios La cuna de viaje, el coche o sillita de paseo, la sombrilla, el portabebés o la mochila, la hamaquita, el orinal, varios cubreenchufes y los intercomunicadores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Kit médico Tarjetas sanitarias, dirección de atención en destino, crema de protección solar, repelente de mosquitos, supositorios infantiles de glicerina, suero fisiológico, fármacos contra el mareo (si ya los autoriza el médico), antiemético, antihistamínico, analgésico, antipirético, antiséptico, un termómetro y material para hacer curas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados