Helados de leche materna, todo beneficios para el bebé

Si la leche materna es lo mejor que le puedes dar a tu bebé, ¿por qué no dársela en forma de helado? Además de refrescarle en los días más calurosos del año, aliviará sus molestias de boca si le están saliendo los dientes. Una mamá norteamericana compartió un vídeo que te va a convencer de hacerlos tú también.

helados de leche materna
Andreas Berheide / EyeEmGetty Images

El calor de los meses de verano y la salida de los dientes del bebé no suelen ser la mejor combinación. Está molesto, babea más de la cuenta y las altas temperaturas no ayudan a que se sienta mejor. Y es que cuando comienza el proceso de erupción de los dientes, las encías de tu bebé se inflaman, se enrojecen y aunque no está demostrado, sí podemos apreciar que todo provoca cierto dolor y malestar.

Además de seguir las indicaciones de su pediatra para aliviar las molestias típicas de la erupción de las primeras piezas dentales, hay un truco que os ayudará mucho a pasar esos malos ratos en los días más calurosos del año.

Si estás con el pecho, haz helados con tu leche materna. Sí, has leído bien, helados de leche materna. Seguro que a estas alturas ya has usado los mordedores que se meten en la nevera para que estén fresquitos y tu bebé se alivie al metérselo en la boca o los que llevan una redecilla para meter piezas de fruta dentro y que muerda y chupe su jugo.... entonces ¿por qué no darle un manjar que vale oro en forma sólida?

Si tu leche materna es lo mejor que puedes darle, ¿por qué no hacer helados con ella? Tu bebé se alimentará con lo mejor y además aliviará sus molestias dentales.

Si no estás convencida, mira el vídeo que subió una mamá de Columbia en Estados Unidos hace ya más de dos años. En el vídeo podemos ver a su pequeño feliz disfrutando del helado que su mami hizo con su propia leche.

Este vídeo se hizo rápidamente viral y es que muchas familias vieron en esta idea una gran solución para aliviar a sus pequeños en plena salida de los dientes. Ya ha sido compartido más de 11.000 veces y acumula más de 13.000 reacciones positivas.

Pero estos helados de leche materna no tienen por qué ser exclusivos de los bebés a los que les están saliendo los dientes, si no que pueden ser para todos los aquellos que estén todavía lactando como refresco de verano.

Para hacer los helados sólo necesitas moldes de helado y los palitos de madera, que tendrás que introducir en la leche cuando ya esté ligeramente congelada para que se sostengan. Si no tienes, usa unas cubiteras. Recuerda que tanto los moldes de helado como las hieleras deben estar perfectamente limpios ya que hay que cuidar mucho la higiene de los moldes.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que la leche materna, como cualquier otro alimento, no puede volver a congelarse, por lo que si tienes leche congelada, no puedes usarla para hacer los helados si no que tendrás que extraerte más para prepararlos.

Recuerda también limpiarle los piquitos o las encías con una gasita limpia y húmeda para retirar los restos de leche de su boca. Los dientes de leche hay que cuidarlos desde que hacen su aparición para evitar males futuros.

Publicidad - Sigue leyendo debajo