Cómo cortar el pelo al recién nacido sin miedo

Durante los 6 primeros meses, el bebé perderá su pelito, sobretodo por la parte posterior de la cabeza, pero posteriormente le volverá a crecer.

cortar pelo al bebé
Getty Images

La cantidad de pelo con la que nacen los bebés es un misterio. A veces nos sorprendemos cuando vemos a un recién nacido con una mata de pelo abundante, cuando a lo que estamos acostumbrados es a que tengan más bien poco. Ya sea frondosa o escasa la melena con la que nazcan los bebés, no influye en la cantidad de pelo que tendrán más adelante. El pelo con el que nacen se irá cayendo a lo largo de los primeros 6 meses de vida, sobre todo por la parte posterior de la cabeza. En este sentido, es normal que el pequeño tenga algunas calvitas, pero no es motivo para preocuparse, ya que el pelo volverá a salir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para el cuidado del pelo de los recién nacidos, la Asociación Española de Pediatría recomienda limpiarlo diariamente con agua y jabón a la hora del baño, secarlo bien para evitar que el bebé se enfríe y peinarlo con una cepillo con cerdas suaves.

Algunos padres creen que rapando a los bebés conseguirán que el pelo les crezca con más fuerza, pero es un falso mito del que debemos deshacernos porque además es desaconsejable cuando son tan pequeños: la piel de su cabecita es muy delicada y podemos hacerles daños. Además, las fontanelas tardan un tiempo en cerrarse por lo que el daño puede ser grave si les hacemos una herida. Cortar el pelo de los bebés cuando son tan pequeños no es más que una razón estética en la que debemos tener en cuenta una cuestión importante: los bebés recién nacidos pierden calor principalmente por la cabeza, de forma más intensa si hablamos de bebés prematuros, por lo que no es recomendable quitárselo de forma precoz. Cortarles el pelo, además de una razón estética, también puede responder a la búsqueda por parte de los padres de una mayor comodidad para el bebé, por ejemplo, en épocas de calor. Algunos especialistas recomiendan posponer el corte de pelo hasta que el bebé cumpla los tres meses, momento a partir del cual los bebés suelen ser capaces de sostener su propia cabecita, lo que hará más fácil y seguro este momento.

Recomendaciones a tener en cuenta

Si finalmente decidimos cortarles el pelo en vez de esperar a que se les caiga, hay que tener mucho cuidado, pues los bebés suelen hacer movimientos bruscos y corremos el riesgo de cortarles. En este sentido, es importante que sujetemos su cabeza con firmeza y que recurramos a una tercera persona para que nos ayude si lo vemos necesario.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Se puede optar por usar unas tijeras de punta redonda, pero siempre hay que cortar los mechones a una distancia prudente de su cuero cabelludo para evitar hacerle posibles heridas.

COMPRAR

Es importante que no las dejemos a mano del bebé, sobre todo si este ya tiene cierta movilidad ya que podría hacerse daño.

Por otro lado, se le puede cortar el pelo en casa o llevarle a un peluquero infantil, lo importante es buscar un momento en que el bebé esté tranquilo, por ejemplo, después de comer. Durante el corte, podemos colocar una toalla alrededor de su cuello para que los pelos se acumulen ahí y no le piquen y bañarle después del corte.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados