Casi la mitad de los niños de menos de 6 años ya tienen dientes con caries

El 40% de los niños menores de esa edad tienen caries de aparición temprana. Si quieres evitar que tu hijo las sufra, apunta lo que debéis hacer.

Niña en el dentista
Getty Images

Inculcar la importancia de cuidar nuestra boca desde pequeños es fundamental para una buena salud bucodental de adultos. Sin embargo, los datos demuestran que no siempre se le da la relevancia que merece ya que un 30% de los menores de 3 años y un 40% de los menores de 6 años tienen caries de aparición temprana. Para evitar su aparición, se recomienda el biberón con líquidos azucarados a partir del primer año y la lactancia materna a demanda durante la noche. Así lo ha manifestado la doctora Paloma Pérez en la mesa redonda sobre Odontopediatría del 32 Congreso de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria celebrado en Málaga.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para cuidar de la salud bucodental de los más pequeños de la casa, debemos asegurarnos de que su primera visita al odontopediatra sea al cumplir su primer año, para que desde ese momento, el especialista pueda hacer una evaluación del nacimiento de sus primeros dientes y pueda tomar medidas para prevenir la aparición de caries u otras patologías. El momento más importante en la salud bucodental de los niños es a partir de los 6 años, momento en el que comienzan a caerse los dientes de leche para dar lugar a los definitivos.

Por otro lado, 3 de cada 10 niños padecen hipomineralización incisivo molar, un problema que requiere de unas medidas preventivas para no degenerar en caries. Para poder tomar estas medidas, es necesaria una buena exploración con luz adecuada. Sin embargo, que en estas exploraciones no se detecten caries no significa que no existan, pues estas pueden darse entre los dientes y no apreciarse a golpe de vista.

Es importante que cuando se produzca una luxación -la pérdida de una pieza- de un diente temporal este nunca se reimplante pues es muy común que el diente se fusione con el hueso, lo que derivaría en una extracción más complicada. En cuanto a los dientes definitivos, si esto sucede es importantísimo acudir rápidamente al odontopediatra, si es posible con el diente sin manipular y transportado en leche o agua y él se encargará de limpiarlo correctamente. Lo ideal en estos casos es que se reimplante antes de que pasen 20 minutos del incidente, sin embargo, nunca hay que descartar de entrada esa posibilidad aunque haya pasado más tiempo.

Para evitar cualquier tipo de problemas relacionados con la higiene bucodental de nuestros hijos, debemos supervisar cómo se cepillan los dientes al menos hasta que tengan 10 años y asegurarnos de que el cepillado no dura menos de dos minutos. Hemos de hacer hincapié en esta labor sobre todo por la noche ya que el cepillado más importante del día es el que se realiza en este momento ya que evita el deterioro del esmalte de los dientes por acumulación de placa. Además, durante las horas de sueño las glándulas producen menos saliva lo que deriva en que haya un mayor desarrollo de bacterias.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenos cuidados