¿Cómo organizo las tomas?

Es la duda más acuciante en madres de embarazo gemelar. Normal, ya que alimentar a dos pequeños ocupa en los primeros meses muchísimo tiempo, unas 6 o 7 horas diarias. Son de 8 a 10 tomas de pecho (dobles) o 16 biberones.

Ten en cuenta las siguientes recomendaciones:

  • Es importante que cuentes con ayuda en casa, por lo menos durante el primer medio año. Lo ideal es que tu pareja tenga baja y coja vacaciones en las primeras semanas. Después, que venga alguien a diario para estar contigo y cuidar juntas de los mellizos, o al menos durante las tomas. A partir de los 4-6 meses, cuando ya coman papillas, todo será algo más fácil.
  • Si quieres darles el pecho, no lo dudes, les beneficia de un modo especial, ya que los gemelos suelen pesar unos 600 gramos menos que el bebé que viene solo. Los pechos segregarán la cantidad de leche que los bebés extraigan, más cuanto más mamen, así que no tendrás problemas. ¡Muchas madres lo consiguen!
  • Da un seno a cada bebé y si hay que darle algo más, vuelve a darle del mismo para que tome la leche final, rica en grasa. Puedes alternar los mellizos en los dos senos, uno en cada toma, o “reservar” un seno para cada niño. Si sus necesidades son muy diferentes los pechos adquirirán tamaños distintos, así que en este caso es mejor alternar. En www.multilacta.org puedes leer todo sobre la lactancia a mellizos o gemelos e incluso hacer consultas.
  • En los primeros días o semanas hay que dar la toma cuando la pida cada uno, pero después conviene seguir con los dos el mismo horario. Si no, las tomas se solapan y llega la sensación de agobio. Alimenta primero al bebé que se despierta y desvela después al otro. Si los dos piden la toma a la vez, alimenta primero al que más se inquieta. Pon al hermanito a tu lado y háblale, así se siente también atendido. El chupete es otro buen aliado en la espera. Si uno llora entre tomas, adelanta la toma para los dos. Los gemelos suelen tener ritmos parecidos, los mellizos no tanto.
  • Cuando ya mamen bien, puedes darles la toma simultáneamente. Esto acorta el tiempo y es práctico cuando ambos la piden a gritos.
  • Anota en un cuaderno las tomas y las peculiaridades, como cólicos, agua... Acordarte de todo será difícil y, además, esta información le vendrá bien a la persona que te asista.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Más de Buenos cuidados