Dónde debe dormir el bebé

Analizamos los pros y contras de los sitios donde solemos poner al bebé a dormir.

Pautas para dormir mejor al bebé
Getty Images

Para muchos padres, dormir a su bebé es algo realmente complicado y es que es una tarea que no siempre se aprende de un día para otro. Muchos bebés necesitan ir cogiendo rutinas poco a poco ya que su ciclo de sueño todavía no está asentado y no entienden de día o noche. Sin embargo, sí hay pautas que puedes ir implementando cada día para que poco a poco aprenda a relajarse y dormir.

Ayúdale a distinguir día y noche. De día, deja el cuco en una habitación con luz. De noche, ponle a dormir en su cuarto, sin ruido y a oscuras.
No lo duermas en brazos.
Mécele y cántale una nana pero acuéstale en su cuna cuando aún esté despierto.
Vigila la temperatura a la que duerme.
Tócale la nuca; si suda, está muy arropado. Si su nariz está fría, abrígalo algo más.
Acorta la toma nocturna.
Dásela con luz tenue y no te pongas a jugar con él.

¿Dónde debe descansar el bebé por la noche?

No existe un modo ideal para enseñar a los niños a dormir. Los padres deben probar el método que crean idóneo para ellos y para su pequeño. Si funciona, mantenerlo, y si no, abrirse a la posibilidad de poner en práctica otras formas.

En la cama con los padres:
• Ventajas:
La lactancia es más sencilla. El bebé se siente seguro y protegido por el contacto físico. No hay que levantarse para atenderle de inmediato y bien.
• Desventajas:
El bebé molesta a los padres y éstos, al pequeño (pueden aplastarle si tienen el sueño muy pesado). Le costará más habituarse a dormir solo. Los padres pierden intimidad.

En la cuna, en la habitación de los padres:
• Ventajas:
Se atiende al bebé perfectamente. Todos tienen más libertad de movimientos. Después, acostumbrar al niño a dormir en su cuarto resulta más fácil.
• Desventajas:
La pareja goza de una menor privacidad. Si la habitación es pequeña, resulta agobiante meter allí la cuna y todas las cosas del bebé.

En su propio dormitorio:
• Ventajas:
Más privacidad para los padres. El bebé se hace más independiente.
• Desventajas:
Hay que levantarse para atenderle. El bebé puede sentirse solo e inseguro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo