7 ideas para reciclar el mueble cambiador del bebé

Con la llegada de un bebé, necesitamos algunas cosas que solo utilizaremos temporalmente y que se convertirán en un estorbo cuando el bebé crezca. Es el caso del cambiador, pero toma nota y no se te ocurra tirarlo vas a darle una segunda vida.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Mueble auxiliar en la cocina

Si necesitas almacenaje extra en la cocina, aprovecha el cambiador para obtenerlo.

Si le pones un toallero, podrás colgar los paños en en él y resulta perfecto para tener a la vista lo que necesitas para cocinar sin necesidad

¿Un plus? Ponle unas ruedas a las patas y podrás emplearlo como camarera para apoyar las fuentes, el pan o el vino cuando tengas invitados.

Tenderete para sus mercadillos

Son muchos los niños que deciden "emprender" y ponen en marcha un pequeño mercadillo para vender sus manualidades.

El cambiador del bebé puede ser un escaparate ideal para que tus hijos expongan sus productos.

Lo hemos visto en MondoCherry

Conviértelo en una cocinita de juguete

También puedes convertirla en uno de los juguetes que tarde o temprano tus hijos te pedirán: una cocinita. En lugar de gastarte un montón de dinero comprando la que en ese momento esté en el mercado, puedes reformar el cambiador que actualmente utilizas con tu bebé siguiendo unos sencillos pasos.

Píntalo de colores bonitos y llamativos, añade una cortinita por delante y una estructura de madera por detrás de manera que puedas colgar cosas o utilizarlo como estantería. En la superficie plana podemos hacer un agujero del tamaño preciso como para introducir un bol de metal que simulará el lavabo, acompañado de un grifo de verdad para dar un toque más realista. Puedes utilizar unos CD o simplemente recortar unas cartulinas negras con forma de para hacer la vitrocerámica. El ejemplo de la imagen es de Ikea Hackers.

O en un sofá...

Otra opción para reutilizar el cambiador es convertirlo en un sofá. Sí, como lo lees. Deshaciéndonos de la superficie plana ubicada en la parte más alta y poniendo en la intermedia unos cojines, podemos decorar la habitación de nuestro hijo para cuando sea un poquito mayor. Además, esta alternativa te permite potenciar al máximo tu creatividad, ya que puedes pintar el antiguo cambiador de los colores que quieras para hacer un mueble de lo más original. La imagen la hemos extraído de Pinterest.

Crea tu propio escritorio

O... ¡puedes convertirlo en un escritorio! Haciendo algunos retoques en la estructura del antiguo cambiador y pintándolo del color que más te guste puedes reutilizarlo de manera que lo utilices, tú misma o tu hijo, casi diariamente. Este ejemplo es de Pinterest.

Reutilízalo como si fuera un mesa

La opción más sencilla, y la que menos arreglos necesita, sería reutilizar el cambiador como una simple mesa, ya sea meramente decorativa o con una finalidad concreta, como por ejemplo, guardar los juguetes. Lo mejor de esta alternativa es que no necesitamos incorporar nuevos elementos, podemos utilizarla tal cual esté. Te mostramos algunas ideas que hemos seleccionado de Pinterest:

O como un mueble bar

Otra alternativa por la que puedes optar es convertirla en la típica mesa bar. Atornilla un toallero para poder colgar cosas y añade a las patas de tu cambiador unas ruedas para convertirlo en una mesa bar móvil. ¡Incluso puedes adaptar la parte inferior para guardar las botellas de vino! Una opción perfecta para los días que decidáis invitar a unos amigos y serviros alguna que otra copa. Mira estas ideas de Pinterest:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenas ideas