El moisés, así debe ser

Aunque el moisés y capazo comparten funcionalidad y muchas características, son dos artículos diferentes. Te contamos cómo debe ser el moisés ideal para que tu bebé descanse a tu lado durante los primeros meses de vida.

image
D.R.

El moisés es una cuna de pequeño tamaño y ofrece ofrecen al bebé un espacio recogido e idóneo para dormir que le aporta mucha seguridad. Esto se debe a que los bebés no se encuentran cómodos en espacios abiertos durante las primeras semanas de vida ya que están acostumbrados a notar las paredes del útero materno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Además tocar el borde de la cuna con sus pies les ayuda a sentir los límites y a conciliar el sueño. Además, esta posición es la más segura ya que evita que el bebé se deslice bajo las sábanas y se tape accidentalmente la cara con ellas.

Otra de las ventajas tanto del capazo como del moisés es que en los dormitorios pequeños puedes colocarlo al lado de vuestra cama , detalle que agradecerás cuando tengas que atender al bebé por las noches y más aún si le das el pecho.

Pero esta ventaja es precisamente su gran handicap: el pequeño tamaño limita el uso de estos artículos. Su funcionalidad termina entre el tercero y el quinto mes de vida, cuando el movimiento del bebé no garantiza su seguridad.

¿CÓMO ES UN moisés?

El moisés está formado o bien por un capazo apoyado sobre un bastidor (de madera de calidad o de estructura metálica) o bien por una minicuna de madera o barrotes anclada a una estructura de patas que le aporta altura y que permite el balanceo (éste ha de ser opcional y permanecer fijo si la madre lo precisa).

El moisés puede llevar dos ruedas con bloqueo y dos patas o cuatro ruedas con bloqueo. En el caso del capazo sobre bastidor, éste debe poder anclarse o fijarse con algún sistema que impida que éste bascule y se desequilibre si el niño se mueve. El dosel con la mosquitera es opcional, pero ha de tener una largura que le impida introducirse en el capazo.

En cuanto a la altura interior del espacio donde va a estar el niño ésta debe ser como mínimo de 27,5 cm, el colchón debe ajustarse perfectamente a los bordes del capazo o moisés (no más de 1 cm de separación) y las sábanas y coberturas han de tener un tamaño adecuado al espacio sin desbordar ni colgar peligrosamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cuando el bebé comienza a dar patadas, intentar girarse sobre sí mismo (paso previo a sentarse o arrodillarse) y tener más movilidad su uso debe finalizar.

A la hora de comprar un moisés elige siempre uno de marca de calidad reconocida y comprueba que en la etiqueta aparece el nombre, la marca comercial, la dirección del fabricante o distribuidor, las advertencias sobre el uso correcto del producto y la norma que lo homologa.

En España la norma que regula los moisés es la UNE EN 1130: 1996 (partes 1 y 2), también son correctas las versiones de otros países de la Unión Europea (NF, Francia, BS, British Standard, etc.).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más de Buenas ideas