Posiciones para dar el pecho, ¿cuál es la mejor?

En realidad, no hay una posición mejor que otra, sino que es dar con la que tanto la mamá como el bebé se encuentren cómodos y relajados.

image
D.R.
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Acostada o reclinada

Esta posición también se conoce como lactancia biológica y suele ser la primera opción de las lactantes. Es muy recomendable si al bebé no le gusta que le toquen la cabecita mientras se alimenta, si la mujer tiene los pechos voluminosos o si la madre tiene una bajada de leche enérgica. Para buscar la máxima comodidad, la mamá puede reclinarse y usar almohadas o cojines para apoyarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición de cuna

A pesar de ser una de las posiciones más clásicas y una de las primeras en las que piensa la madre para alimentar a su bebé, esta no proporciona tanta sujeción al bebé como el resto de posiciones. En esta, la madre se sienta en vertical y el bebé, colocado de lado, apoya su cabeza y cuello en el antebrazo y el cuerpo del estómago de la madre. Es recomendable que la madre se ponga una almohada o cojín detrás de ella para garantizar su comodidad y otra de lactancia en el regazo para asegurar la de su bebé. A la hora de usar la almohada de lactancia, hay que tener en cuenta que el bebé no esté demasiado alto y que los pechos de la madre permanezcan en su altura de reposo natural.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición de cuna cruzada

Similar a la anterior pero en este caso el bebé descansa sobre el antebrazo contrario, lo que permite que la madre tenga un mayor control sobre la colocación del bebé y puede usar la mano que le queda libre para dar forma al pecho. En esta posición, la mamá sujeta a su hijo a la altura de su cuello y hombros y les permite inclinar la cabeza antes del agarre. Es una posición muy recomendada para bebés a los que les resulta complicado el agarre. En los primeros días, es importante que la madre no sujete al bebé por la cabeza para evitar que el mentón del bebé se incline contra el pecho y provoque un agarre superficial.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición de balón de rugby

También llamada posición axilar o de acoplamiento, muy recomendable para madres de bebés prematuros, de gemelos o que hayan tenido un parto por cesárea. En esta posición, la madre está sentada y tiene al bebé apoyado en el antebrazo. El cuerpo del bebé queda un poco curvado sobre el costado de la madre.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición acostada de lado

La madre y el bebé están acostados en la cama uno frente al otro, tripa con tripa. Es la posición perfecta para las tomas nocturnas, para madres que hayan tenido un parto por cesárea o tienen puntos de sutura. Además, esta posición facilita la lactancia a bebés con frenillo corto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición acostada tras cesárea

La madre se tumba boca arriba y tiene el cuerpo del bebé apoyado sobre el hombro.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición koala

En esta posición, el bebé está de pie o sentado a horcajadas sobre el muslo de su madre en vertical. Suele ser la posición más cómoda para los bebés que sufren reflujo o infecciones de oído o para aquellos con anquiloglosia o con tono muscular bajo. Es válida tanto para recién nacidos (sujetados por la mamá) como para bebés que pueden mantenerse por sí mismos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
De cuclillas

Esta posición es muy útil para casos de mastitis, sin embargo, no es muy cómoda para la mamá. En ella, el bebé está tumbado y la madre se coloca de cuclillas hacia él dejando caer su pezón sobre la boca del pequeño. La madre puede utilizar cojines para apoyarse y estar más cómoda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Lactancia con portabebés

Esta posición es recomendable para bebés que pueden sujetarse la cabeza por sí solos y es muy práctica para dar el pecho en exteriores.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Posición mano de bailarina

Esta posición es muy recomendable para bebés con tono muscular bajo o para aquellos que tienen dificultades para el agarre ya que ofrece una gran sujeción y permite que la madre controle su postura. En esta posición, la madre debe empezar sujetando su pecho por debajo con la mano, con el pulgar en un lado y el resto de dedos en el otro. Después, debe deslizar la mano hacia delante de modo que el pulgar y el índice queden en forma de U y con ellos pueda sujetarse el rostro del pequeño por el mentón. El resto de dedos seguirán sujetando el pecho.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Para dar el pecho a gemelos

De entre todas estas posiciones, la de cuna cruzada, acostada o la del koala son muy prácticas para dar de amamantar a dos bebés de forma simultánea. También podemos utilizar la posición balón de rugby, pero en este caso, es recomendable que la madre utilice una almohada de lactancia doble.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
¿Cuál es la mejor posición para dar el pecho?

Los expertos de Medela detallan 11 posiciones y técnicas posibles para que las madres lactantes puedan elegir la que mejor se adapte a sus necesidades y aclaran que no existe una posición mejor que otra sino que la adecuada dependerá de cada caso y de la comodidad de la madre y del bebé.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo