Dar el pecho en verano, precauciones que debes tener en cuenta

Somos muchas las madres a las que nos preocupa la lactancia en verano. Calor, viajes, cambios de horarios, ausencia de rutina… Pero no os preocupéis, con estos consejos adaptados a esta época del año lo tendréis todo bajo control.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuida tu hidratación

Con el calor, es imprescindible que estés bien hidratada. Bebe a lo largo del día mucha agua o zumos naturales y no abuses del café, porque es diurético.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Refréscate

Durante la toma, es muy probable que ambos sudéis bastante, elige un lugar fresquito y coloca una toalla o una sábana fina entre el bebé y tu brazo, cubriendo la zona donde el bebé apoya su cabecita. También puedes colocar bajo tu nuca una toalla previamente humedecida con agua fría.

En este sentido, si puedes, planea la toma después de un baño refrescante en la piscina o en la playa. Antes de darle el pecho, límpiate los pezones con una toallita para evitar que estén salados o que se te haya pegado algún grano de arena.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidado con la mastitis

Cuando hayáis acabado, deja tus pechos al aire libre para prevenir grietas y masajéalos para evitar problemas como la mastitis.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si te vas de viaje, planifica las tomas

Cómo no, el verano es la época perfecta para hacer largos viajes a nivel nacional o visitar otros países. Sin embargo, para que todo vaya sobre ruedas, necesitaremos tener una planificación de las tomas identificando las áreas de descanso por las que pasaremos con el coche. De esta manera, tendremos un lugar tranquilo para alimentar al bebé. Si a pesar de la organización tu hijo te pide el pecho antes, no lo dudes, sobre todo los primeros meses de vida del pequeño la alimentación ha de ser a demanda.

En el caso de que el viaje lo hagamos por vía aérea, es imprescindible que nos informemos acerca de la normativa vigente sobre lactancia de las aerolíneas y que comuniquemos en los controles de seguridad de que llevamos leche materna.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Si viajas fuera de España

No todos los países son tolerantes en la cuestión de la lactancia materna en público, por lo que es imprescindible que te informes sobre las costumbres y normas del país que vayas a visitar para evitar posibles complicaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Más vale prevenir

Los sacaleches te permiten extraer la leche en el momento que desees y poder hacer uso de ella en el momento que tu bebé lo necesite y, por lo que sea, no puedas darle el pecho. Es importante que sepas escoger el sacaleches según el uso que le des y extraigas la leche de forma adecuada.

Con el objetivo de prevenir, te recomendamos que prepares un kit de supervivencia para lactancia en el que dispongas de una botella de agua, compresas de gel para los pechos y crema para pezones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
Cuidado con el alcohol

Es verano y puede que nos apetezca cenar en una terracita con una copita de vino en la mano. No hay ningún problema siempre que seas previsora. Si sabes que vas a beber alcohol, haz un banco de leche antes por si tu bebé tiene hambre antes de que hayas expulsado todo el alcohol de la leche materna, hecho que sucede unas cuatro horas después de la ingesta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo