Así lograrás que tu bebé acepte la cuchara

Lograr que tu pequeño acepte que le des la comida con cuchara es un paso más hacia su autonomía. Actúa así y no la rechazará.

 

Publicidad - Sigue leyendo debajo
1. Déjasela para jugar

Compra para tu hijo una cuchara infantil (si son varias, mejor) y déjasela para jugar durante unos días. Así se familiarizará con ella y dejará de resultarle un objeto extraño. Recuerda que su primera cuchara debe ser pequeña (para que le quepa bien en la boca), planita (para que no pueda contener mucho alimento) y de plástico (es más agradable que el metal).

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
2. Dale con ella su puré favorito

Los primeros días que intentes alimentar a tu pequeño con la cuchara, ten la picardía de prepararle la papilla o el puré que más le gusta y, por supuesto, no aproveches esa ocasión para presentarle un sabor nuevo. Serían demasiadas novedades a la vez y los niños, en especial los bebés, toleran mejor los cambios cuando se los presentamos de uno en uno.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
3. No metas la cuchara entera

Espera a que tu hijo abra la boca por voluntad propia (meterle el cubierto a la fuerza es contraproducente), coge poca cantidad de alimento con la cuchara y métele sólo la puntita, para que no le dé asco. Si se la metes entera en la boca le darán arcadas, lo que le llevará a rechazar la cuchara y a no querer comer más.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
4. Debe utilizar el labio superior

Inclina ligeramente la cuchara para que caiga el alimento y sácasela de la boca muy despacio, de manera que sea el pequeño quien recoja la comida con el labio superior. Dominar la “práctica de barrido” resulta imprescindible para evitar que la papilla o el puré se le caiga por las comisuras de los labios cuando empiece a comer él solo, sin tu ayuda.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
5. Si no quiere comer más...

Si empieza a retirar la cara cuando le acercas la cuchara pueden ocurrir dos cosas: que ya se sienta saciado o que se haya cansando de comer con cuchara. Si ha comido poco, puedes probar a darle lo que se ha dejado con el biberón.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo
6. Da de comer al bebé en familia

A partir de ahora, que ya es “mayor”, procura que todos los días haga al menos una comida sentado a la mesa con vosotros. Esto despertará su interés por probar comidas nuevas y por hacerlo como los mayores: utilizando la cuchara.

Publicidad - Sigue leyendo debajo
Publicidad - Sigue leyendo debajo